obesidad


Liposucción y adelgazar, falsos mitos.

¿La liposucción sirve para adelgazar?

Muchas personas con sobrepeso creen que la liposucción les ayudará a perder todos esos kilos de más y así ponerse en forma. También hay quienes creen que la Liposucción es la salida más rápida para quitarse los kilos que le sobran. Lo primero que hay que tener claro es que la Liposucción no es un tratamiento para perder shutterstock_76180387peso sino un procedimiento quirúrgico que ayuda a eliminar grasa localizada. En resumen, la Liposucción NO sirve para adelgazar y aquí te explicamos por qué.

Cuando se realiza una Liposucción la grasa a eliminar en un sesión debe estar entre un 5 al 8% del peso corporal de la persona. Por ejemplo, para quitar 8 kilos de grasa la persona tendría que pesar 100 kilos, como verás no son muchos los kilos que una persona con este peso puede quitarse.

La Liposucción es un procedimiento cuyo objetivo es eliminar acumulaciones de grasa en lugares donde hay un exceso de la misma. Claro está que una persona que se someta a una lipo perderá cierto peso en kilos de grasa, pero no debe considerarse como un tratamiento para eliminar el sobrepeso.

 

¿Y quién puede hacerse la liposucción?

Los cirujanos recomiendan que si una persona tiene sobrepeso debe perderlo previamente con dieta y ejercicios, solo entonces la Liposucción tendrá sentido y surtirá efecto. Una persona que tiene su peso o ha llegado al mismo después de pasar por régimen y ejercicios, puede tener grasa localizada que parece no responder a los esfuerzos alimenticios y físicos que realiza la persona, pues es ahí donde la Liposucción entra en acción para ofrecer una alternativa eficaz y definitiva para esas acumulaciones de grasa que afean e incomodan.

 


¿Qué es la cirugía reparadora o reconstructiva?

Cuando pensamos que queremos una nariz más estilizada o unos pechos más voluptuosos para sentirnos guapas, recurrimos a lo que se llama cirugía estética. Aunque no se trate de un tema de salud física directamente, la cirugía estética puede ayudar a mejorar la apariencia de una persona y por lo tanto aumentar su autoestima (¡tan necesario para la salud mental!).

Ahora bien, cuando hablamos de cirugía reparadora o reconstructiva estamos haciendo referencia a una cirugía que busca recomponer o reparar partes del cuerpo que han sido afectadas por una enfermedad, accidente u otra causa como puede ser una importante pérdida de peso corporal, lo que suele dejar un exceso de piel en brazos, piernas, abdomen, etc.shutterstock_121910365

¿Qué tipo de cirugía sirve para eliminar los excesos de piel?

Cuando una persona se somete a una dieta o régimen que le hace perder muchos kilos parece casi inevitable que queden excesos de piel. Obviamente estamos hablando de una importante cantidad de kilos, personas con mucho sobrepeso u obesidad. Esta piel sobrante o ¨colgajos¨ se puede eliminar mediante una cirugía reconstructiva o reparadora llamada Lifting.

Para los que los pacientes han perdido mucho peso, Sants Institut ofrece liftings destinados a las diferentes zonas del cuerpo:

El Lifting crural sirve para mejorar el aspecto de las extremidades inferiores y se realiza por medio de la eliminación de la piel y el tejido adiposo sobrante; lo que permite recuperar y estilizar la figura. Para las extremidades superiores se usa la técnica de Lifting branquial o braquioplastia que ayuda a eliminar los excesos de piel en brazos.

Este tipo de procedimientos no solo trata un tema estético, los colgajos de piel que resultan de una pérdida muy importante de peso no solamente son poco estéticos sino que incomodan a la persona.

Si deseas más información o crees que podemos ayudarte, por favor ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.


Tratamientos contra la obesidad: el bypass gástrico

El Bypass Gástrico es el tratamiento más efectivo, indicado únicamente en casos de obesidad mórbida, para llegar a perder más de 40 kilos de forma rápida y saludable. Gracias a esta intervención quirúrgica, se acorta el intestino delgado para reducir la capacidad del estómago.

La operación del Bypass Gástrico se practica mediante una laparoscopia, una cirugía no abierta que evita los riesgos quirúrgicos y requiere una hospitalización de solo tres días.

Aplicación del Bypass Gástrico (Intervención quirúrgica)

Este procedimiento contra la obesidad consiste en una operación quirúrgica que divide el estómago en dos partes, separándolas a través de grapas. Como resultado de intervención, se deja un pequeño estómago de 15 a 30 ml de capacidad, que se conecta directamente al intestino delgado. Debido al reducido tamaño de estómago que deja el Bypass Gástrico, se reduce la cantidad de comida que el paciente puede comer y se baja de peso.

Resultados

El Bypass Gástrico está indicado solo en casos de obesidad mórbida, y sus resultados son superiores a los de otras técnicas de reducción de estómago.

La cirugía de derivación gástrica permite una bajada de peso del 65-70% del sobrepeso a 5 años de seguimiento. La pérdida de peso es más significativa en el primer año tras la operación.

Además, produce una mejoría importante de las enfermedades asociadas, especialmente de la diabetes mellitus tipo 2, que lo han convertido en una de las intervenciones más realizadas. Algunos estudios científicos demuestran que cerca de un 90% de los pacientes diabéticos obesos sometidos a esta técnica se curan completamente de esta enfermedad.


Dermolipectomía para eliminar el exceso de grasa abdominal

La dermolipectomía es una cirugía que está indicada para eliminar el exceso de grasa que hay a nivel abdominal, sobre todo en pacientes que han sufrido un adelgazamiento importante después de una dieta, después de un periodo de adelgazamiento reglado por un endocrino o por un periodo de ejercicio.

Cuando una persona es obesa y pierde peso, normalmente la piel tiene una capacidad de retracción relativa y a partir de ese nivel, la piel ya no se puede retraer. Entonces, el abdomen que queda, queda colgando por encima de lo que es la zona pubial, tanto en el hombre como en la mujer. Las indicaciones principales de la dermolipectomía es en pacientes que han tenido una obesidad y han sufrido un adelgazamiento. Los pacientes que mejores resultados obtendrán en una dermolipectomía son aquellos que están en su peso ideal o en no más del 15%por encima de su peso ideal.

blog_hidro

Hay varios tipos de dermolipectomías; existe la mini-dermolipectomía, que es solamente para eliminar en pacientes delgadas un exceso de piel que queda normalmente después de los embarazos. Son pacientes que después de tener un primer hijo o varios hijos, a parte de la cantidad de grasa o de piel que queda colgando por la distensión propia de esos embarazos, presentan una diástasis de rectos, es decir; los dos músculos rectos abdominales se separan en la línea media y no vuelven a la posición original previa a antes de quedar embarazadas. Entonces aparece una barriga globulosa con más o menos exceso de grasa, dependiendo de la mujer. En estos casos lo que se hace es una dermolipectomía, cambiando el ombligo de sitio o dejándolo en su sitio, y estirando toda la piel del abdomen que sobra, resecándola y haciendo una aplicatura de los rectos, que es volver a colocarlos en la posición tensa que tenían de manera inicial antes de los embarazos. La cicatriz que se suele dejar en el ombligo se coloca para que quede en la parte más interna y lo más disimulada posible.

Otro tipo de dermolipectomía es aquel indicado para pacientes obesos que han adelgazado y que están en su peso o sólo un 15% por encima, y tienen un exceso de piel y grasa sobre todo a nivel infraumbilical (por debajo del ombligo). La técnica que se realiza en estos casos es exactamente la misma; la eliminación de todo el faldón abdominal de piel y grasa que sobra con una incisión que se coloca justo encima del nacimiento del pelo del pubis y va hacia las dos crestas ilíacas al lateral, de tal manera que la incisión queda escondida debajo de la ropa interior para que no se vea.

Ésta también es una cirugía que suele hacerse con mucha frecuencia en lo que se denomina “secuelas de obesidad mórbida”, es decir, personas que han tenido una obesidad mórbida y se han sometido a operaciones de by-pass gástrico o banda gástrica, personas que podían pesar 120-140kg y después de esta operación han conseguido pesar 65-70kg. La capacidad de retracción de la piel en estas personas no es suficiente para colocar todos los tejidos donde estaban originalmente antes de engordar, de tal manera que hay un descolgamiento muy importante de la piel y de todo el tejido graso que queda. En estos pacientes, la dermolipectomía es una solución muy buena para eliminar todo el exceso de grasa y de piel abdominal que les ha quedado. En todos estos pacientes, se hace también la aplicatura de rectos abdominales, que es la misma técnica que se hace en el caso de las mujeres embarazadas.

Personas que se han hecho una liposucción pueden necesitar una dermolipectomía si se ha extirpado demasiada grasa y la piel no ha sido capaz de retraerse y volver a su condición natural, quedando colgando.Podríamos decir que es como una bolsa llena de grasa que se vacía pero la bolsa queda con pliegues, esos pliegues se manifiestan en un faldón abdominal. De tal manera que la solución es realizar una dermolipectomía o si es poca cantidad, una mini-dermolipectomía, eliminando el exceso de piel  y grasa que queda por encima del pubis (en este caso no se hace ninguna incisión a nivel del ombligo) y ocultando la cicatriz para que quede disimulada bajo la ropa interior.

La abdominoplastia y la dermolipectomía son lo mismo. Encontramos la abdominoplastia clásica y la mini-abdominoplastia. La abdominoplastia clásica es la estándar, en la que se levanta todo el abdomen (grasa y piel) desde el nacimiento de la piel del pubis hasta la xifoides para hacer la aplicatura de rectos y resecar todo el tejido que sobra. Y en la mini-abdominoplastia sólo se reseca la piel y grasa que sobra por debajo del ombligo.

Es importante diferenciar entre lo que es una persona que necesita una abdominoplastia por exceso de piel y grasa y lo que llamamos abdomen globuloso, donde el contenido y el exceso de grasa está dentro del abdomen (intraabdominal) y que conocemos como “barriga cervecera”. Son pacientes que están más o menos en su peso ideal, son delgados, pero que al hacer un pitching test y tirar de la grasa y la barriga, observamos que no hay un exceso pero sí una distensión de todo lo que es el abdomen a costa del contenido intraabdominal. Eso es porque dentro, alrededor de los intestinos, hay una acumulación muy importante de grasa que no se manifiesta a nivel exterior. En estos casos, no está indicado realizar una dermolipectomía.

La dermolipectomía es una de las operaciones más demandas y cada vez está más demandada para el tratamiento de la obesidad mórbida.

Es una cirugía mayor que se aplica con anestesia general y que implica una serie de condicionantes para llevarla a cabo. Ha de hacerse en una clínica habilitada con un cirujano plástico titulado y con experiencia y puede tener una duración de 3-4h dependiendo del paciente, y normalmente implica dos días de ingreso como mínimo.

Si te identificas con alguno de los casos que hemos contado y crees que la dermolipectomía es la cirugía que necesitas, contacta con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.