asimetría senos


¡Arriba los pechos!

 

shutterstock_161056376Los pechos son el símbolo máximo de la feminidad. En ellos se puede reflejar la historia de su orgullosa portadora desde un punto de vista muy íntimo y personal; en ellos vemos como el paso del tiempo, y de algunos eventos, dejan su huella (literalmente)… Afortunadamente hoy en día contamos con los recursos y conocimientos médicos que nos permiten darle un refrescamiento para que nuestros caídos pechos retomen su firmeza y se rejuvenezcan.

 

¿Por qué tengo los pechos caídos?

Existen varias razones por los que los pechos de una mujer se caen. El embarazo, por ejemplo, es una de ellas. Muchas mujeres creen que la lactancia es la responsable de que los pechos se caigan. Sin embargo la razón por la cual los pechos tienden a caerse después del embarazo se debe a los cambios hormonales y de peso que sufre la mujer durante y después del embarazo. También la cantidad de embarazos influye en la pérdida de firmeza de los senos.

Otra de las causas es la pérdida de peso corporal. No estamos hablando de 4 o 6 kilos, sino de una persona cuya bajada de peso sea muy grande.

Y luego está la razón principal por la que las todas las mujeres tarde o temprano notarán sus pechos caídos, se llama: Ley de gravedad…y es que con el paso del tiempo esta ley cobra mucha fuerza. En otras palabras, el tiempo no perdona y lo más natural es que los pechos vayan perdiendo firmeza a medida que la persona va cumpliendo años.

 

¿Qué puedo hacer para levantar los pechos?

Existe un procedimiento quirúrgico llamado Mastopexia el cual permite elevar las mamas, lo que se traduce en el rejuvenecimiento de aquellos pechos que han perdido turgencia y firmeza.

La Mastopexia se lleva a cabo bien sea para levantar los pechos caídos o para reparar la asimetría, por tamaño o forma, ocasionada por malformaciones.

 

¿Se colocan prótesis con la Mastopexia?

El procedimiento básico de Mastopexia consiste en la elevación de la areola y el pezón para darle al pecho la forma y el volumen correcto. En ocasiones se usan prótesis para poder agregar volumen en aquellas mamas que así lo requieran, bien sea porque un tema de asimetría o por que se necesita ¨rellenar¨ la mama para poder darle forma.

También existen casos en los que la prótesis puede ayudar a darle un aspecto más estético y atractivo a las mamas. En algunas ocasiones se recomienda a la paciente el uso de prótesis para evitar futuras intervenciones, es decir, cuando se realiza una Mastopexia en una paciente que desearía tener un poco más de pecho o mejorar la forma de los mismos; se incluye la prótesis para cubrir esta necesidad y así la paciente no tenga que volver a pasar por quirófano para aumentar sus pechos.


¡Siéntete fenomenal disfrutando de tu cuerpo!

¿Te entristece no lucir escote? ¿Acomplejada/o con tus orejas? ¿Cansada/o de unos brazos flácidos? ¿Harta/o de tu barriga? ¿Tu cuerpo te disgusta?

En este post te ayudamos a identificar qué tipo de cirugía necesitas según la parte de tu cuerpo que te gustaría modificar.

  • Cirugía de senos: unos pechos pequeños, grandes, asimétricos o caídos o unos pezones y unas aerolas grandes.
  • Abdominoplastia: un abdomen con grasa que no desaparece con dieta o ejercicio o un abdomen flácido por haber perdido mucho peso.
  • Liposucción: modelar tu cuerpo y librarte de la grasa acumulada en zonas concretas que no desaparece con una alimentación sana combinada con deporte.
  • Rinoplastia: una nariz grande, pequeña, con unas narinas grandes, una punta sin refinar y un ángulo entre la nariz y el labio superior que no te gusta.
  • Otoplastia: unas “orejas de soplillo”, pequeñas y sin arrugas naturales, con lóbulos grandes, estirados o con pliegues.
  • Blefaroplastia: unos párpados caídos o con bolsas, que deslucen y envejecen la expresión de tu rostro.
  • Mentoplastia: un mentón poco definido, excesivamente prominenete o asimétrico.
  • Lifting cervico-facial: arrugas en el rostro o en el cuello o aparición de papada que te dan una apariencia envejecida.

Con la cirugía estética di adiós a los complejos y empieza a disfrutar de tu cuerpo. Si te sientes identificado/a con alguna de estas preocupaciones, no lo dudes, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con el especialista pertinente.