adelgazar


Liposucción y adelgazar, falsos mitos.

¿La liposucción sirve para adelgazar?

Muchas personas con sobrepeso creen que la liposucción les ayudará a perder todos esos kilos de más y así ponerse en forma. También hay quienes creen que la Liposucción es la salida más rápida para quitarse los kilos que le sobran. Lo primero que hay que tener claro es que la Liposucción no es un tratamiento para perder shutterstock_76180387peso sino un procedimiento quirúrgico que ayuda a eliminar grasa localizada. En resumen, la Liposucción NO sirve para adelgazar y aquí te explicamos por qué.

Cuando se realiza una Liposucción la grasa a eliminar en un sesión debe estar entre un 5 al 8% del peso corporal de la persona. Por ejemplo, para quitar 8 kilos de grasa la persona tendría que pesar 100 kilos, como verás no son muchos los kilos que una persona con este peso puede quitarse.

La Liposucción es un procedimiento cuyo objetivo es eliminar acumulaciones de grasa en lugares donde hay un exceso de la misma. Claro está que una persona que se someta a una lipo perderá cierto peso en kilos de grasa, pero no debe considerarse como un tratamiento para eliminar el sobrepeso.

 

¿Y quién puede hacerse la liposucción?

Los cirujanos recomiendan que si una persona tiene sobrepeso debe perderlo previamente con dieta y ejercicios, solo entonces la Liposucción tendrá sentido y surtirá efecto. Una persona que tiene su peso o ha llegado al mismo después de pasar por régimen y ejercicios, puede tener grasa localizada que parece no responder a los esfuerzos alimenticios y físicos que realiza la persona, pues es ahí donde la Liposucción entra en acción para ofrecer una alternativa eficaz y definitiva para esas acumulaciones de grasa que afean e incomodan.

 


La diferencia entre abdominoplastia y liposucción

shutterstock_186510041Muchas personas tienden a pensar que la Abdominoplastia y la Liposucción cumplen la misma función. Pues no. Aunque el resultado de ambos deriva en una increíble mejora desde el punto de vista estético, no son lo mismo y es importante tener claro cuándo y por qué se aplica cada tratamiento.

¿Qué es la abdominoplastia?

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la reconstrucción de la pared abdominal a través de de la eliminación del grasa y exceso de piel así como la tensión de los músculos de la pared abdominal. El objetivo es remodelar el abdomen, la cintura y la forma del tronco.

Liposucción

La liposucción consiste en remover y extraer la grasa localizada para remodelar la silueta.  El procedimiento de extracción se lleva a cabo mediante una cánula conectada a una máquina succionadora o mediante ultrasonido.

 

Cuál procedimiento me conviene más, Liposucción o abdominoplastia

Hay que tener en cuenta que ambos procedimientos son quirúrgicos por lo tanto es una decisión que se debe hacer de la mano de  un cirujano plástico con experticia en el tema. En algunos casos el médico decide incluso combinar ambos procedimientos si así lo requiere el perfil de su paciente.

Entre los factores que se tomarán en cuenta para llevar a cabo un procedimiento u otro (o ambos) son: tonicidad de la piel, cantidad de grasa localizada, tonicidad muscular, capacidad de cicatrización, edad del paciente…etc.

La liposucción en un procedimiento que se elige para remover grasa localizada y que permite contornear el cuerpo con pequeños cambios de la piel. Deja pequeñas incisiones que usualmente no se ven y por lo general va muy bien para paciente con buena tonicidad de la piel.

La Addominoplastia sirve igualmente para remover grasa pero adicionalmente estira la piel y la pared abdominal. Es ideal cuando el paciente tiene la piel floja o los músculos abdominales laxos. La abdominoplastia también puede remover cicatrices y estrías previas que se encuentren en la parte inferior del abdomen (muy común después de los embarazos o en casos de personas que han sido obesas)

Sea cual sea el caso se recomienda que ambas se realicen cuando la persona está en su peso y preferiblemente que no sea fumador, ya que estos últimos tienen tendencia a tener problemas de cicatrización.

 


Tratamientos contra la obesidad: el bypass gástrico

El Bypass Gástrico es el tratamiento más efectivo, indicado únicamente en casos de obesidad mórbida, para llegar a perder más de 40 kilos de forma rápida y saludable. Gracias a esta intervención quirúrgica, se acorta el intestino delgado para reducir la capacidad del estómago.

La operación del Bypass Gástrico se practica mediante una laparoscopia, una cirugía no abierta que evita los riesgos quirúrgicos y requiere una hospitalización de solo tres días.

Aplicación del Bypass Gástrico (Intervención quirúrgica)

Este procedimiento contra la obesidad consiste en una operación quirúrgica que divide el estómago en dos partes, separándolas a través de grapas. Como resultado de intervención, se deja un pequeño estómago de 15 a 30 ml de capacidad, que se conecta directamente al intestino delgado. Debido al reducido tamaño de estómago que deja el Bypass Gástrico, se reduce la cantidad de comida que el paciente puede comer y se baja de peso.

Resultados

El Bypass Gástrico está indicado solo en casos de obesidad mórbida, y sus resultados son superiores a los de otras técnicas de reducción de estómago.

La cirugía de derivación gástrica permite una bajada de peso del 65-70% del sobrepeso a 5 años de seguimiento. La pérdida de peso es más significativa en el primer año tras la operación.

Además, produce una mejoría importante de las enfermedades asociadas, especialmente de la diabetes mellitus tipo 2, que lo han convertido en una de las intervenciones más realizadas. Algunos estudios científicos demuestran que cerca de un 90% de los pacientes diabéticos obesos sometidos a esta técnica se curan completamente de esta enfermedad.