mamas


La última tendencia, prótesis ergonómicas.

La cirugía de pechos sigue siendo una de las más solicitadas en el mundo. En la mayoría de los casos se trata de mujeres que buscan mejorar el tamaño o a forma de sus pechos mediante la colocación de prótesis mamarias.

Las prótesis ergonómicas suponen una revolución en el mundo de la cirugía plástica y los aumentos de mamas. La ventaja principal de este tipo de prótesis radica a nivel de la cubierta y de la matriz de la prótesis. Su superficie no se adhiere a los tejidos circundantes, con lo que permite que el implante se adapte a los movimientos naturales eliminando los problemas de abrasión, que son el origen de la aparición de problemas posteriores. Además, son implantes rellenos al 100% lo que permite que al implantarse adopte la forma de los senos.

Por otra parte, la cohesividad del gel de silicona que compone la matriz de las prótesis ergonómicas es inferior a las prótesis regulares, esto se traduce que al tacto, las prótesis ergonómicas resulten más blanda y por ende se vean más naturales.

Otra ventaja que presentan por este motivo es que, aunque su forma inicial es redonda, la inferior cohesividad del gel permite una variación de ella dependiendo de la posición de la mama: si la paciente está de pie la prótesis tiende a adoptar una forma “más anatómica”, si está tumbada, tienda a distribuirse más lateralmente, sin dejar la imagen tradicional de unos pechos duros y elevados que no van de acorde con la posición de la persona.

Si estás pensando en hacerte un cirugía de mamas o quieres saber más acerca de las prótesis ergonómicas, haz clic aquí y pide una primera cita gratuita, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte