Cirugía íntima


¿Cómo valorar correctamente el coste de una cirugía?

Cuando se trata de cirugía plástica, las comparaciones, más que odiosas, pueden ser injustas y complicadas. Cada clínica o centro de cirugía estética tiene sus propios precios, dependiendo de circunstancias propias a cada empresa; pero, además, es muy importante y determinante cada caso en particular, cada persona.  

Si se realiza una búsqueda en Internet para poder elaborar una tabla con los diferentes presupuestos, debemos ser conscientes de la necesidad de una consulta personal, para determinar los costos reales y precisos asociados; teniendo en cuenta parámetros no previsibles para realizar un presupuesto previo, como son el cuerpo a intervenir y las metas estéticas a conseguir.  

Preguntas importantes en la primera visita: 

  • ¿Qué incluye el precio? 

A veces, los presupuestos no se realizan bajo el formato «todo incluido»; sino que, más bien, informan de un precio orientativo del procedimiento, y luego suman otros conceptos, como los honorarios asociados y los costos relacionados. Estos pueden incluir visitas adicionales a la clínica, honorarios del cirujano, honorarios del resto de personal sanitario, alquiler de salas de cirugía e, incluso, los implantes.  

El objetivo es obtener una lista, lo más detallada posible, con todos los costos para evitar sorpresas posteriores. En Sants Institut, en la 1ª visita (gratuita y sin compromiso alguno) el paciente sale con la suma total del tratamiento, contemplando todos los gastos que puedan ocasionarse. 

  • ¿Qué opciones de pago se ofrecen? 

Como sabemos, la mayoría de los procedimientos de cirugía plástica se consideran que son cirugías electivas y, por lo tanto, no tienen cobertura de la Seguridad Social. Para poder ofrecer un tratamiento al alcance de todos los bolsillos, muchos pacientes necesitan financiarlo y fraccionan los pagos a lo largo de varios meses. En Sants Institut siempre tienes la posibilidad de financiar todas las cirugías (Infórmate aquí) 

  • ¿Puedo esperar otros costos no contemplados? 

Desgraciadamente, la respuesta es sí. Hay costos adicionales que los pacientes a menudo pasan por alto cuando están elaborando un presupuesto para una cirugía plástica. Según cuando nos la realicemos, necesitaremos tomar días libres en el trabajo, para podernos recuperar.  ¿Cuántos días se necesitarán? Eso dependerá de muchísimos factores: del tipo de cirugía, de la evolución del paciente, de si necesitará de los servicios de un canguro, de si realizará un viaje para realizársela, etc. 

Qué respuestas se encuentran en Sants Institut 

Durante cualquier visita valorativa, nuestros especialistas intentarán dar respuesta a dudas como, por ejemplo, si existiese la posibilidad de combinar varios procedimientos en una sola operación. Es cierto que todos los centros tenemos presupuestos individuales, pero cabe advertir que tampoco debe ser el principal motivante para elegir a un cirujano u otro. 

La experiencia de cada cirujano plástico, el trato con el paciente o las fotos del antes y del después de los pacientes reales que pueda ofrecer, son testimonios cruciales de su capacidad profesional. En Sants Institut contamos con cirujanos expertos colegiados con amplia experiencia.  

¡Conoce al resto del equipo o solicita tu 1ª visita gratuita aquí! 

 


Las ventajas de la Cirugía en verano

shutterstock_174677285Normalmente, cuando planificamos acciones importantes, como la de someternos a tratamientos de Cirugía Estética, no tenemos en cuenta la época del año en la que nos encontramos. Más bien, partimos de otro tipo de razones, como las económicas o las relativas a la disponibilidad.

No obstante, no tener presente si es verano o si es primavera, en este sentido, no nos beneficia, dado que podemos estar perdiendo una serie de ventajas que, quizás, no habíamos contemplado.

¿Hay ventajas si nos operamos en vacaciones?

¡Muchísimas! Aprovechar las vacaciones de verano te otorga una mayor discreción con la operación, un valor muy buscado en operaciones estéticas. Hacer una Cirugía en mitad de marzo, por ejemplo, o cuando no tenemos vacaciones, nos obliga a varias cosas:

  • la necesidad de pedir la baja laboral;
  • estar más inquietos puesto que no disponemos de tiempo libre y es más fácil que se acumulen las obligaciones;
  • la evidencia de que nos hemos sometido a una Cirugía y, por lo tanto, la obligación de dar explicaciones (según a quien, obviamente);
  • limitarnos a levantar cierto tipo de peso o realizar algunos esfuerzos.

Pero, ¿qué ocurre con el sol?

Evidentemente, el sol es un tema muy importante, sobre todo, si nos exponemos a él sin la protección adecuada; pero esto nada tiene que ver con la Cirugía en concreto, sino que es a nivel general.

El truco está en evitarlo completamente durante las primeras semanas después de la Cirugía, con el fin de evitar que la herida o la cicatriz se expongan a quemaduras o inflamaciones. Es imprescindible tapar la zona intervenida, previamente untada con alguna protección solar de factor elevado y procurar no tomar el enérgico sol de la mañana. Así, además, estarás evitando que puedan quedar las marcas de las cicatrices.

Sigue el consejo de profesionales

En Sants Institut siempre, siempre, siempre damos todas las indicaciones a seguir después de cualquier tratamiento o intervención; y, de hecho, realizamos un seguimiento del paciente para que así sea.

Como hemos dicho, que sea verano no desfavorece las intervenciones de Cirugía plástica, sino todo lo contrario. Seguir el criterio de expertos en términos de Salud, como lo somos nosotros, es fundamental.

Y si tienes cualquier duda más sobre las Cirugías en verano, contacta con nosotros. ¡Te resolveremos todas las preguntas que tengas!


¿Conoces la cirugía íntima?

ombligo 

La Cirugía Íntima Femenina  (Labioplastia) consiste en el rejuvenecimiento de los genitales externos con unos gestos mínimamente invasivos. En el proceso de envejecimiento, al igual que en otras zonas corporales, se produce un proceso de disminución de la turgencia y volumen. En algunos casos los labios menores cambian el color, sobrepasan a los mayores y alteran el uso de ropa íntima o bañadores e incluso las relaciones sexuales. Debido a aspectos congénitos, este problema también es muy habitual en mujeres jóvenes.

Existen diferentes procedimientos quirúrgicos íntimos y estos de definen según las necesidades de la paciente:

  • Reducción de labios menores:
    Con extirpación del tejido sobrante en las zonas necesarias.
  • Reducción o aumento de labios mayores:
    Aunque principalmente se solicita el aumento de volumen de los labios mayores, en algunos casos puede ser necesario el procedimiento inverso con una pequeña reducción tanto de la grasa local como de la piel. En el aumento se realiza una pequeña extracción grasa de otra localización y su colocación como lipoestructura en los labios mayores.
  • Liposucción del Monte de Venus:
    En otros pacientes el proceso de envejecimiento ha generado una pequeña caída y acúmulo de grasa en la zona del Monte de Venus por lo que realiza una extracción grasa de la zona.

Si tienes dudas o quieres saber más acerca de este tipo de cirugía íntima, haz clic aquí y pide una primera cita gratuita. En Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

 


Invierno, un buen momento para la Cirugía Plástica.

inviernoDefinitivamente las estaciones del año lo determinan todo: la ropa, la comida, las vacaciones, la rutina y hasta el momento ideal para hacerse una cirugía plástica. Y es que el invierno cuenta con una serie de características que juegan a favor de un post operatorio quirúrgico. 

Un tema de confort. Algunas cirugías plásticas requieren que durante el post operatorio el paciente lleve vendajes o fajas. El frío hace más llevadero el uso de las mismas y además la ropa de invierno permite disimularlas mejor. Por otra parte el clima frío y lluvioso se presta más para quedarse en casa reposando.

El sol no es tan fuerte. El sol puede ser un verdadero enemigo a la hora de cicatrizar y curar. La exposición al sol puede ser un factor que ralentice el proceso de recuperación.Es por ello que otoño e invierno son los mejores meses para recuperarse de una cirugía plástica, sobre todo las cirugías faciales.

El factor sorpresa estará a tu favor. Por todo lo comentado anteriormente: el poder vestirnos con varias capas y el clima ideal para estar en casa, permite al paciente gozar de un post operatorio bastante discreto.

Si estás pensando en hacerte una cirugía plástica, aprovecha estos meses de frío. Has clic aquí , en Sants Institut te orientaremos con cualquier información que necesites.


Las posibilidades de la cirugía íntima

En Sants Institut te ofrecemos la posibilidad de la cirugía íntima. Dentro de este área, hoy te hablamos de dos de las cirugías íntimas más comunes: la labioplastia y la liposucción de pubis.

La labioplastia es un tipo de cirugía íntima encaminada al rejuvenecimiento de los genitales externos femeninos mediante varias técnicas. Por ejemplo, puede realizarse una reducción de labios o darles su forma anómala. La Labioplastia permite, también, aumentar la apertura vaginal cuando es muy estrecha y dificulta las relaciones sexuales.

La fecha ideal para realizar una labioplastia es inmdiatamente después de finaizar la menstruación del mes correspondiente. Esto sirve para que cuando se produzca la siguiente menstruación, los tejidos ya hayan cicatrizado. Los resultados de la labioplastia son permanentes y las cicatrices son muy pequeñas.

Después de la intervención, se recomiendan 24 horas de reposo. A partir de las tres semanas de reposo, ya se pueden tener relaciones sexuales con penetración.

La Liposucción de pubis consiste en realizar una pequeña lipoescultura. Se realiza bajo anestesia local y sin cicatrices visibles ya que, la cicatriz, de menos de medio centímetro, se oculta entre el vello púbico.

¿Cómo funciona?

La Liposucción de pubis elimina el exceso de grasa en la zona púbica. Para ello, se reduce el “Monte de Venus” a través de una liposucción, introduciendo una cánula muy fina.

Tras la Liposucción de pubis, es recomendable llevar una braga-faja protectora durante un mes. Además, debe evitarse realizar esfuerzos durante una o dos semanas.


¿Qué es la labioplastia y la cirugía íntima?

cirugia-plastica-intima

 La Cirugía Íntima Femenina  (Labioplastia) consiste en el rejuvenecimiento de los genitales externos con unos gestos mínimamente invasivos. En el proceso de envejecimiento, al igual que en otras zonas corporales, se produce un proceso de disminución de la turgencia y volumen. En algunos casos los labios menores cambian el color, sobrepasan a los mayores y alteran el uso de ropa íntima o bañadores e incluso las relaciones sexuales. Debido a aspectos congénitos, este problema también es muy habitual en mujeres jóvenes.

 

Según las necesidades del paciente estableceremos los procedimientos quirúrgicos a los que se someterá. Pueden ser tres :

  • Reducción de labios menores:
    Con extirpación del tejido sobrante en las zonas necesarias.
  • Reducción o aumento de labios mayores:
    Aunque principalmente se solicita el aumento de volumen de los labios mayores, en algunos casos puede ser necesario el procedimiento inverso con una pequeña reducción tanto de la grasa local como de la piel. En el aumento se realiza una pequeña extracción grasa de otra localización y su colocación como lipoestructura en los labios mayores.
  • Liposucción del Monte de Venus:
    En otros pacientes el proceso de envejecimiento ha generado una pequeña caída y acúmulo de grasa en la zona del Monte de Venus por lo que realiza una extracción grasa de la zona.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Estas cirugías precisan ingreso hospitalario?

Las cirugías no precisan ingreso en hospital y se realizan en régimen ambulatorio con anestesia local y sedación.

¿Cómo es el postoperatorio? En el postoperatorio inmediato es normal pequeñas molestias en la zona y la aparición de hematomas e inflamación. Habitualmente esto cede con medicación analgésica e antiinflamatoria.

¿Cuándo podré hacer vida norma? La incorporación a la vida normal puede hacerse en unos días, aunque en el caso de la lipoestructura se recomienda guardar reposo durante 1 semana. También se recomienda abstinencia sexual durante 4 semanas e higiene antiséptica de la zona de forma escrupulosa. Los puntos son solubles y, por lo tanto, no es necesario retirarlos.


La cirugía plástica llega a nuestra zona más íntima

Aumento de senos, rinoplastia, lifting… Pero también liposucción de pubis, clitoplastia o rejuvenecimiento vaginal. Estamos hablando de cirugía íntima, que en los últimos tiempos ha ido ganando terreno en el campo de la cirugía plástica, convirtiéndose en una especialidad, y que representa una gran solución para variados trastornos genitales femeninos.

Los tiempos cambian, y para la mujer ya no es tabú ni su sexualidad ni su cuerpo, lo que se refleja en el cuidado de su parte más íntima y en acceder, sin vergüenza, a la cirugía íntima si se padece alguna alteración del aparato genital. Las cifras hablan por sí solas: en España han incrementado en un 300% las intervenciones relacionadas con la anatomía íntima de la mujer.

Pérdida de satisfacción sexual, amplitud vaginal, prolapso genital (descenso de los órganos pélvicos) o incontiencia urinaria, son algunos de los problemas más frecuentes con los que la mujer acude a la consulta de un especialista, siendo el primero el motivo más demandado.

La pérdida de placer durante el coito y la incontinencia urinaria o la irritación de los órganos externos, consecuencia en la mayoría de los casos de varios embarazos y partos por vía natural, hace de la cirugía íntima un gran aliado para la mujer, ya que durante estas etapas se producen cambios en los tejidos de la madre, que pueden afectar al suelo pélvico, lo que se traduce en molestias como: sensación de peso o bulto genital, pérdida de orina, humedad genital crónica y sensación de amplitud vaginal. El suelo pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que sostienen la vejiga, el útero y el recto, y si este puzzle se viene abajo puede producirse un prolapso (caída) perdiendo su funcionalidad.

Los partos y el paso del tiempo pueden afectar la belleza y la sexualidad de la mujer, haciéndole sentirse envejecida sexualmente yconvirtiéndola en inactiva en este terreno. Después de varios partos sus órganos no son iguales y su sensibilidad se disminuye considerablemente por el ensanchamiento de la vagina, interfiriendo a veces con las relaciones sexuales, tanto en la mujer como en su pareja. Pero cada vez son más las mujeres que se atreven a enfrentar el problema y buscar solución a esa insatisfacción. Para ello existe la vaginoplastia, un “lifting” (o rejuvenecimiento) para las zonas íntimas femeninas. Después de habérsela practicado, muchas mujeres se sienten más segura y atractivas, viéndose reflejado de forma positiva en su sexualidad. Además de estas ventajas, una vaginoplastia aporta también los siguiente beneficios:

  • Previene la incontinencia de orina.
  • Previene la infección urinaria.
  • Previene el flujo vaginal recidivante.
  • Evita el prolapso vesical, uterino y rectal.
  • Evita la faccidez de los músculos de la pelvis.
  • Corrige el orificio herniario que produce el parto vaginal.
  • Mejora el proceso del orgasmo en la mujer.
  • Optimiza la satisfacción sexual de la pareja.

El perfil de la usuaria de este técnica es la de una mujer de 52 años, muy abierta en sus relaciones sexuales, con hijos, y que desea recuperar su tono vaginal. Pero no son las únicas, pues cada vez más se someten a un rejuvenecimiento vaginal mujeres treintañeras que han tenido varios partos y ya no desean tener más hijos y chicas más jóvenes que por falta de colágeno en las paredes vaginales (debigo a problemas géneticos) sufren una distensión vaginal.

Las mujeres que se han sometido a esta cirugía aseguran haber recuperado el orgasmo vaginal perdido, obtenerlo en menos tiempo y volver a tener sensaciones placenteras durante el coito.

Según el problema genital que se sufra, existen otros tipos de cirugías íntimas que dan solución. Éstas son:

Labioplastia: consiste en la reducción del tamaño de los labios menores de la vulva para embellecerlos.

-Remodelación del clítoris o clitoplastia: esta intervención se fundamenta en la reducción del aumento excesivo del clítoris, que puede presentar un tamaño prominente, provocando molestias en las relaciones sexuales o al llevar ropa ajustada.

Liposucción del pubis o “monte de venus”: la lipoescultura de la zona del pubis es una intervención sencilla en la que se reduce el exceso de grasa que se localiza en esta zona, provocado por la edad o por un incremento excesivo de peso.

-Lifting de pubis: se procede a retirar la piel flácida, las posibles estrías y la grasa que se ha alojado en esta zona. Esta indicado, sobretodo, después de una dermolipectomía abdominal.

-Himenoplastia: consiste en la recoconstrucción del himen en su estado original. No es muy común, haciéndose sólo por motivos de creencias/religiosos.

-Estrechamiento vaginal: se suele realizar en mujeres que tras múltiples partos sufren un ensanchamiento o un desplazamiento de la cavidad, que puede provocar molestias y relaciones íntimas insatisfactorias. Se realiza una reducción del músculo de la vagina para mejorar el tono muscular y la elasticidad.

Como puedes ver, hay múltiples opciones según el trastorno que se padezca y, en una sociedad como la nuestra, ya no hay necesidad de seguir sufriendo por algo que tiene solución. La mujer del siglo XXI es una mujer valiente, decidida y luchadora, con ganas de disfrutar de su cuerpo al 100% y dispuesta a tomar la iniciativa de someterse a cirugía si es necesario.

Si quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.


Cirugía íntima. La salud sin tabús

“Las disfunciones del aparato genital femenino no son problemas psicológicos, sino físicos y funcionales” explica el Dr. Barroeta de Sants Institut.

La cirugía íntima es una de las disciplinas de la medicina estética cada vez más demandada por las mujeres. Son muchas las que sufren un problema físico y funcional en la zona íntima. Hemos conversado con el Doctor Miquel Barroeta, ginecólogo especialista en cirugía íntima de Sants Institut para saber más sobre las características de estas intervenciones, las dudas más frecuentes y los precios.

cirugía íntima– ¿Cuáles son las intervenciones de cirugía íntima más demandadas por las mujeres?

– La labioplastia y vaginoplastia para reducción de tamaño.

– ¿Cuánto dura una intervención de esta clase? ¿Cómo transcurre el postoperatorio?

– Dura entre 25 y 35 minutos. El postoperatorio es muy agradecido y se requiere un reposo de 48 horas y suspender la vida laboral. La baja se estima entre 3 y 4 días y para que esté perfectamente acabada la plastia han de pasar 3 semanas. Entonces es cuando se aprecian los resultados y no existen suturas.

Tras la operación no se ha de seguir ningún tratamiento especial. En algunos casos se suelen tomar analgésicos y acudir a las revisiones postoperatorias que dependen del tipo de intervención.

– ¿Cuáles son las dudas más comunes de los pacientes al acudir a su consulta?

– Si la operación va a ser con anestesia local o general. Muchas mujeres me explican que tienen un problema que hasta ahora no sabían que tenía solución o que la solución es más sencilla de lo que esperaban. También quieren saber el tiempo que se tarda en reanudar su trabajo y vida normal.

– Muchas personas no gozan de sus relaciones sexuales como consecuencia de una anomalía en sus zonas íntimas. Son mujeres que sienten pudor al acudir a un especialista y explicarle sus complejos. ¿Es esto cierto?

– Sí, es cierto. De todas maneras tengo la gran ventaja de que como soy ginecólogo es habitual que la gente me hable de estos temas. Pero en principio sí que algunas de estas técnicas tienen mucha relación con la satisfacción sexual o la no satisfacción sexual, y por lo tanto, es un tema que se suele tocar en las entrevistas.

– ¿Cuál es el perfil de las personas que se someten a la cirugía íntima?

– Mujeres de 20 a 40 años y bastante deportistas. El hecho de estar desnudas en los vestuarios de un gimnasio con otras mujeres les hace avergonzarse más de su complejo. Son personas que se preocupan mucho por su imagen. Es importante para ellas acabar con una situación que representa un lastre. El 95 % de la gente que reclama estos tratamientos cumple este perfil.

-¿Existe alguna característica que impida realizarse una intervención de este tipo?

– No, los impedimentos son los que presenta cualquier intervención, como los problemas de coagulación. Al ser una anestesia local hay muchas cosas que apartas de disfuncionalismo de tipo cardíaco o inmunológico.

– ¿Es barata la cirugía íntima? ¿Cuánto cuestan los tratamientos?

– No es tan cara, ya que no hace falta ingresar a la paciente, ni aplicar anestesia general. La gente que tiene la intención se lo hace. Los tratamientos cuestan entre 1.000 y 4.000 euros. Todo depende de la técnica que quieras aplicar.

Es una cirugía en que has de respetar mucho toda la inervación y estatus neurológico de la paciente, y en la vulva es muy acusado. Es una técnica muy compleja y no todo se enseña en la facultad. Hay que aprenderlo a base de los que tienen experiencia y obtienen buenos resultados.

– ¿Cuáles son los riesgos que se derivan de estas intervenciones?
En algunos casos, pero muy pocos, algún hematoma o edema postoperatorio. Son complicaciones mínimas y totalmente subsanables.

–  ¿Cuándo se pueden retomar las relaciones sexuales?

– Tres semanas después de la operación, aunque puede variar algunos días.

– Tras una intervención, ¿se pierde sensibilidad?

– No, eso es lo que hay que buscar que no ocurra. No todo el mundo está capacitado para este tipo de cirugía porque no conoce exactamente la inervación de toda la zona y entonces podría haber problemas para conseguir la satisfacción sexual. Es uno de los puntos delicados de estas técnicas.

– ¿Está la cirugía íntima bien implantada en España?

– No, porque somos pocos especialistas los que la hacemos. Supongo que con el tiempo esto irá cambiando. Es posible que aumente la competencia pero los que lo hacen con mayor cuidado y detalle, y tienen más conocimiento sobre el tema, son los que realmente operan a más personas. Para ser un buen profesional, se requiere cierto aprendizaje previo y además hay que ser médico, cirujano, y a ser posible ginecólogo.

– ¿Los pacientes suelen acudir por una cuestión de salud o bien por una cuestión estética?

– Por ambas razones. Por un problema de estética, psicológico, un problema de micciones erróneas, de molestias y dolores durante el coito… Las disfunciones del aparato genital femenino no son problemas psicológicos, sino físicos y funcionales, como por ejemplo la amplitud o estrechez vaginal. Es cierto que el problema físico puede provocar problemas psicológicos, pero una vez solucionado el problema físico, desaparece el psicológico.

– ¿Qué les diría a aquellas personas que tienen medio a una intervención de cirugía íntima?

– Qué no hay por qué temer. A pesar de lo que les diga su ginecólogo o médico de cabecera, el problema tiene solución y arreglo porque es relativamente sencillo y los beneficios para ellas son enormes después de la intervención.

Hoy en día, la medicina y la cirugía ofrecen posibilidades de cambiar lo que no nos gusta de nosotros y tener el aspecto que siempre quisimos tener, la cirugía plástica de senos, por ejemplo, hace posible aumentar, reconstruir y reafirmar tu pecho de una manera sencilla y con resultados estupendos.

Lo fundamental es que cada persona se sienta bien con su cuerpo y con su aspecto. Sentirse agusto es garantía de bienestar, de calidad de vida, de relaciones personales y sociales agradables. En Sants Institut sabemos lo importante que es que primero te gustes a ti misma, porque sólo de esta manera gustarás también a los demás, a quienes quieres y quienes te importan.

Si quieres más información sobre la cirugía íntima, nuestros especialistas están a tu disposición, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.


Turismo de bisturí, un fenómeno de masas…

Estamos ante una nueva forma de compaginar ocio y belleza. Te sometes a una operación y pasas el resto de tus vacaciones descansando en un hotel.

vacaciones y cuerpo nuevoPero es un nuevo tipo de turismo que también pueden comportar riesgos: malas condiciones de higiene durante la intervención, cirujanos poco cualificados…
El turismo de bisturí es una buena manera de pasar las vacaciones, pero ante todo debemos asegurarnos que es seguro.

Una silueta esbelta, un pecho nuevo y una cara más joven es lo que vienen a buscar a España los turistas del norte.

¿Qué es el “turismo de bisturí”? La combinación entre estancia vacacional e intervención de cirugía plástica. El motivo es el menor precio de las operaciones en el país de destino que en el de origen de los turistas. Y en esto España es el destino por excelencia porque tenemos un sistema sanitario muy envidiado en Europa: gratis para todos los pensionistas europeos. Por ello, alemanes, ingleses y franceses durante su estancia se hacen chequeos, resonancias, análisis ya que en sus países pueden pasar hasta más de tres años entre la primera consulta y la operación. Esto provoca la estampida hacia España. Por eso Tony Blair envió a miles de personas al extranjero para evitar el colapso de la sanidad pública y desde ese momento los ingleses han trasformado este tipo de vacaciones en un fenómeno de masas.

La cirugía española tiene una reputación excelente y ofrece un amplio buffet de operaciones a la carta: cirugía plástica facial, adelgazamiento, reducción y aumento de pecho.
Los mejores centros ofrecen seguimiento de la operación en el país del paciente, evitan falsas expectativas, informan al detalle de la operación y de los riesgos. Los centros suelen recomendar primero hacer turismo, luego la operación y después el reposo para optimizar la recuperación.

Los riesgos

En todo el mundo, y sobre todo en los países iberoamericanos, están surgiendo numerosas agencias que ofrecen paquetes de vacaciones con cirugía estética y precios más baratos que los españoles.
La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) advierte del peligro de aceptar este tipo de ofertas “llamativamente baratas”, y de tiempo limitado porque para que el resultado sea el deseado los pacientes precisan un adecuado control postoperatorio. Tomarse unas vacaciones de tan solo 8 días puede resultar peligroso si la intervención conlleva un postoperatorio largo o delicado.

Es cierto que hay médicos cualificados en todo el mundo, pero la American Society of Plastic Surgeons (ASPS) prefiere advertir a los pacientes de que podrían correr riesgos innecesarios al elegir un paquete de vacaciones de cirugía estética con médicos no acreditados, o sometiéndose a procedimientos en instalaciones quirúrgicas que carecen de certificación oficial.

Antes de dar el paso:

• Investiga a fondo el procedimiento, los beneficios y los riesgos.
• Pregúntale al cirujano plástico cómo funcionaría la cirugía en su caso específico: identifica las expectativas, los efectos colaterales y el tiempo de recuperación.
• Contacta con pacientes que se hayan sometido al mismo procedimiento.
• Consulta con tu cirujano plástico para determinar el tratamiento más apropiado.
• Elige a un cirujano adecuadamente acreditado.

Si quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.