Cirugía de la obesidad


¿Vuelve la grasa después de la liposucción?

La Liposucción es uno de los procedimientos más populares en cirugía plástica, utilizado para definir el contorno corporal.

Mantener a raya la grasa después de una Liposucción dependerá, en un 99%, de la misma persona que se la ha realizado: el organismo sigue funcionando igual, por ello se recomienda una terapia integral complementaria.

Pero, ¿es una solución para siempre?

La liposucción, literalmente, elimina la grasa del cuerpo a través de un pequeño dispositivo llamado «cánula». Podemos decir que la grasa que se ha eliminado durante la liposucción es la grasa que YA ha desaparecido para siempre.

En ese sentido, la liposucción puede eliminar las células de grasa no deseadas pero no puede hacer milagros. La liposucción no brinda una garantía conforme la grasa no vaya a depositarse de nuevo en esa zona; es necesario que el paciente priorice sus propios hábitos saludables para mantener su nueva apariencia y sea muy consciente.

Mantener la grasa… ¡Lejos!

¿Puede volver la grasa después de una liposucción? La respuesta es sí. El aumento de peso después de una liposucción se produce cuando no se cambian los hábitos no saludables para adelgazar. Si deseamos poder disfrutar de los resultados de la Liposucción a largo plazo, se deben contemplar ciertos cambios en nuestras rutinas que ayuden a mejorar nuestra condición física.

Algunos de los más básicos son los siguientes:

  • Compromiso con una dieta equilibrada y nutritiva.
  • Mantenerse alejado de las calorías vacías, bocadillos y azucarados.
  • El agua es el componente más eficaz en la lucha contra la grasa. ¡Utilizadlo!
  • Practicar alguna actividad física y lúdica, ir al gimnasio o a un centro especializado.
  • Subir siempre por las escaleras.

Si necesitáis orientación médica con un caso determinado o información más precisa, sólo tenéis que contactar con nosotros y solicitar una 1ª visita valorativa gratuita y sin compromiso. Sea cuál sea el motivo, ¡estaremos encantados de ayudaros!


¿Cómo valorar correctamente el coste de una cirugía?

Cuando se trata de cirugía plástica, las comparaciones, más que odiosas, pueden ser injustas y complicadas. Cada clínica o centro de cirugía estética tiene sus propios precios, dependiendo de circunstancias propias a cada empresa; pero, además, es muy importante y determinante cada caso en particular, cada persona.  

Si se realiza una búsqueda en Internet para poder elaborar una tabla con los diferentes presupuestos, debemos ser conscientes de la necesidad de una consulta personal, para determinar los costos reales y precisos asociados; teniendo en cuenta parámetros no previsibles para realizar un presupuesto previo, como son el cuerpo a intervenir y las metas estéticas a conseguir.  

Preguntas importantes en la primera visita: 

  • ¿Qué incluye el precio? 

A veces, los presupuestos no se realizan bajo el formato «todo incluido»; sino que, más bien, informan de un precio orientativo del procedimiento, y luego suman otros conceptos, como los honorarios asociados y los costos relacionados. Estos pueden incluir visitas adicionales a la clínica, honorarios del cirujano, honorarios del resto de personal sanitario, alquiler de salas de cirugía e, incluso, los implantes.  

El objetivo es obtener una lista, lo más detallada posible, con todos los costos para evitar sorpresas posteriores. En Sants Institut, en la 1ª visita (gratuita y sin compromiso alguno) el paciente sale con la suma total del tratamiento, contemplando todos los gastos que puedan ocasionarse. 

  • ¿Qué opciones de pago se ofrecen? 

Como sabemos, la mayoría de los procedimientos de cirugía plástica se consideran que son cirugías electivas y, por lo tanto, no tienen cobertura de la Seguridad Social. Para poder ofrecer un tratamiento al alcance de todos los bolsillos, muchos pacientes necesitan financiarlo y fraccionan los pagos a lo largo de varios meses. En Sants Institut siempre tienes la posibilidad de financiar todas las cirugías (Infórmate aquí) 

  • ¿Puedo esperar otros costos no contemplados? 

Desgraciadamente, la respuesta es sí. Hay costos adicionales que los pacientes a menudo pasan por alto cuando están elaborando un presupuesto para una cirugía plástica. Según cuando nos la realicemos, necesitaremos tomar días libres en el trabajo, para podernos recuperar.  ¿Cuántos días se necesitarán? Eso dependerá de muchísimos factores: del tipo de cirugía, de la evolución del paciente, de si necesitará de los servicios de un canguro, de si realizará un viaje para realizársela, etc. 

Qué respuestas se encuentran en Sants Institut 

Durante cualquier visita valorativa, nuestros especialistas intentarán dar respuesta a dudas como, por ejemplo, si existiese la posibilidad de combinar varios procedimientos en una sola operación. Es cierto que todos los centros tenemos presupuestos individuales, pero cabe advertir que tampoco debe ser el principal motivante para elegir a un cirujano u otro. 

La experiencia de cada cirujano plástico, el trato con el paciente o las fotos del antes y del después de los pacientes reales que pueda ofrecer, son testimonios cruciales de su capacidad profesional. En Sants Institut contamos con cirujanos expertos colegiados con amplia experiencia.  

¡Conoce al resto del equipo o solicita tu 1ª visita gratuita aquí! 

 


Las ventajas de la Cirugía en verano

shutterstock_174677285Normalmente, cuando planificamos acciones importantes, como la de someternos a tratamientos de Cirugía Estética, no tenemos en cuenta la época del año en la que nos encontramos. Más bien, partimos de otro tipo de razones, como las económicas o las relativas a la disponibilidad.

No obstante, no tener presente si es verano o si es primavera, en este sentido, no nos beneficia, dado que podemos estar perdiendo una serie de ventajas que, quizás, no habíamos contemplado.

¿Hay ventajas si nos operamos en vacaciones?

¡Muchísimas! Aprovechar las vacaciones de verano te otorga una mayor discreción con la operación, un valor muy buscado en operaciones estéticas. Hacer una Cirugía en mitad de marzo, por ejemplo, o cuando no tenemos vacaciones, nos obliga a varias cosas:

  • la necesidad de pedir la baja laboral;
  • estar más inquietos puesto que no disponemos de tiempo libre y es más fácil que se acumulen las obligaciones;
  • la evidencia de que nos hemos sometido a una Cirugía y, por lo tanto, la obligación de dar explicaciones (según a quien, obviamente);
  • limitarnos a levantar cierto tipo de peso o realizar algunos esfuerzos.

Pero, ¿qué ocurre con el sol?

Evidentemente, el sol es un tema muy importante, sobre todo, si nos exponemos a él sin la protección adecuada; pero esto nada tiene que ver con la Cirugía en concreto, sino que es a nivel general.

El truco está en evitarlo completamente durante las primeras semanas después de la Cirugía, con el fin de evitar que la herida o la cicatriz se expongan a quemaduras o inflamaciones. Es imprescindible tapar la zona intervenida, previamente untada con alguna protección solar de factor elevado y procurar no tomar el enérgico sol de la mañana. Así, además, estarás evitando que puedan quedar las marcas de las cicatrices.

Sigue el consejo de profesionales

En Sants Institut siempre, siempre, siempre damos todas las indicaciones a seguir después de cualquier tratamiento o intervención; y, de hecho, realizamos un seguimiento del paciente para que así sea.

Como hemos dicho, que sea verano no desfavorece las intervenciones de Cirugía plástica, sino todo lo contrario. Seguir el criterio de expertos en términos de Salud, como lo somos nosotros, es fundamental.

Y si tienes cualquier duda más sobre las Cirugías en verano, contacta con nosotros. ¡Te resolveremos todas las preguntas que tengas!


Obsesidad y Banda Gástrica

shutterstock_140709025

Cuando una persona está por encima de su peso, su salud se puede ver comprometida. Mientras más kilos sean los que superen su peso ideal, más probabilidades se tiene de sufrir alguna enfermedad relacionada con el exceso de kilos: enfermedades cardíacas, presión arterial, diabetes…etc. Sin embargo, en este punto es importante diferenciar lo que es sobrepeso y obesidad, ya que la solución para ambos no necesariamente será la misma.

Cuando hablamos de sobrepeso, nos referimos a un exceso de peso cuya masa corporal se encuentra entre 25 y 29,9. En este caso, la solución radica en una dieta saludable que controle la ingesta calórica, además de la práctica de ejercicios. En el caso de la obesidad el problema se agudiza ya que hablamos de un índice de masa corporal de 30 o más. En los casos de obesidad ejercicio y dieta equilibrada son parte de la solución, sin embargo en muchos casos se recurre a una intervención quirúrgica, ya que con la obesidad se aumenta en gran escala la posibilidad de generar otras enfermedades que puedan resultar incluso mortales.

La Banda Gástrica es una técnica quirúrgica para el tratamiento de la obesidad severa o mórbida, que consiste en la colocación de un dispositivo que rodea al estómago. De esta forma, el paciente notará una sensación de saciedad con mucha menor cantidad de comida ingerida pudiendo perder hasta 40 kg de peso.

Se trata de una intervención simple, de unos 40 minutos, ya que el estómago no se corta ni se deforma como en otras técnicas. La Banda Gástrica se puede ajustar a las necesidades fisiológicas de cada paciente y es reversible.

Con la Banda Gástrica se logra la pérdida de apetito, una consecuente pérdida de peso –hasta 40 Kg-, y se regula la ansiedad.

  • Es una técnica quirúrgica poco agresiva y menos dolorosa, con recuperación rápida y mínima hospitalización.
  • Este tratamiento no plantea problemas nutricionales de absorción de alimentos puesto que la dieta postoperatoria es normal en calidad.
  • La Banda Gástrica es un procedimiento ajustable que permite el tratamiento individualizado del paciente.
  • Al tratarse de una técnica reversible, se puede retirar si existen complicaciones o el paciente no la tolera.

Si quieres saber más acerca de la banda gástrica, haz clic aquí y pide tu primera cita gratuita. En Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.


Cirugía Bariátrica, una solución efectiva para la obesidad mórbida.

chica-obesa

Tener sobrepeso o incluso estar obeso nada tiene que ver con la obesidad mórbida. Es importante entender las diferencias entre estas condiciones para poder acertar con la forma en cómo tratar el problema.

 La obesidad mórbida u obesidad clase III se caracteriza porque el paciente tiene un índice de grasa corporal mayor al 40% o cuando la obesidad se traduce en una discapacidad o minusvalía grave a causa del exceso de peso. Además, este tipo de obesidad tiende a generar otro tipo de enfermedades cuyo cuadro clínico reduce considerablemente la expectativa de vida del paciente.

Cuando un paciente sufre obesidad mórbida el primer paso es someterse a una dieta baja en calorías acompañado de actividad física; sin embargo muchas veces esto no es suficiente (o posible) y es en este punto donde se considera la Cirugía Bariátrica.

Existen  tres tipos de Cirugía Bariátrica y se diferencian entre sí según el procedimiento quirúrgico de cada una: Técnicas Restrictivas, Técnicas Malabsortivas y Técnicas mixtas, estas últimas no es más que una combinación de las dos primeras.

La Técnica Restrictiva: consiste principalmente en disminuir el volumen de la cavidad gástrica, lo que limita considerablemente la ingesta de alimentos.

La Técnica Malabsortiva: consiste en disminuir la superficie y capacidad absortiva del intestino delgado para acelerar el tránsito intestinal. Hoy en día esta técnica es poco utilizada por sí sola ya que se considera de riesgo.  Lo que se hace es que se combina con otros procedimientos.

La Técnica Mixta: como mencionamos anteriormente es la combinación de ambas técnicas, Restrictiva y Malabsorvativa, para conseguir las ventajas de cada una. Es decir, se reduce la capacidad gástrica y se altera la absorción de los alimentos ingeridos.  El Bypass gástrico es la técnica mixta más utilizada hoy en día.

Este tipo de cirugías no es algo que se deba tomar a la ligera. Es muy importante contar con médicos cirujanos colegiados y especializados en la materia que orienten al paciente y le ayuden a definir qué tipo de tratamiento o cirugía le conviene más.

Si quieres mayor información o incluso te gustaría tener una primera cita gratuita y sin compromiso haz clic aquí, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

 


Liposucción y adelgazar, falsos mitos.

¿La liposucción sirve para adelgazar?

Muchas personas con sobrepeso creen que la liposucción les ayudará a perder todos esos kilos de más y así ponerse en forma. También hay quienes creen que la Liposucción es la salida más rápida para quitarse los kilos que le sobran. Lo primero que hay que tener claro es que la Liposucción no es un tratamiento para perder shutterstock_76180387peso sino un procedimiento quirúrgico que ayuda a eliminar grasa localizada. En resumen, la Liposucción NO sirve para adelgazar y aquí te explicamos por qué.

Cuando se realiza una Liposucción la grasa a eliminar en un sesión debe estar entre un 5 al 8% del peso corporal de la persona. Por ejemplo, para quitar 8 kilos de grasa la persona tendría que pesar 100 kilos, como verás no son muchos los kilos que una persona con este peso puede quitarse.

La Liposucción es un procedimiento cuyo objetivo es eliminar acumulaciones de grasa en lugares donde hay un exceso de la misma. Claro está que una persona que se someta a una lipo perderá cierto peso en kilos de grasa, pero no debe considerarse como un tratamiento para eliminar el sobrepeso.

 

¿Y quién puede hacerse la liposucción?

Los cirujanos recomiendan que si una persona tiene sobrepeso debe perderlo previamente con dieta y ejercicios, solo entonces la Liposucción tendrá sentido y surtirá efecto. Una persona que tiene su peso o ha llegado al mismo después de pasar por régimen y ejercicios, puede tener grasa localizada que parece no responder a los esfuerzos alimenticios y físicos que realiza la persona, pues es ahí donde la Liposucción entra en acción para ofrecer una alternativa eficaz y definitiva para esas acumulaciones de grasa que afean e incomodan.

 


La diferencia entre abdominoplastia y liposucción

shutterstock_186510041Muchas personas tienden a pensar que la Abdominoplastia y la Liposucción cumplen la misma función. Pues no. Aunque el resultado de ambos deriva en una increíble mejora desde el punto de vista estético, no son lo mismo y es importante tener claro cuándo y por qué se aplica cada tratamiento.

¿Qué es la abdominoplastia?

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la reconstrucción de la pared abdominal a través de de la eliminación del grasa y exceso de piel así como la tensión de los músculos de la pared abdominal. El objetivo es remodelar el abdomen, la cintura y la forma del tronco.

Liposucción

La liposucción consiste en remover y extraer la grasa localizada para remodelar la silueta.  El procedimiento de extracción se lleva a cabo mediante una cánula conectada a una máquina succionadora o mediante ultrasonido.

 

Cuál procedimiento me conviene más, Liposucción o abdominoplastia

Hay que tener en cuenta que ambos procedimientos son quirúrgicos por lo tanto es una decisión que se debe hacer de la mano de  un cirujano plástico con experticia en el tema. En algunos casos el médico decide incluso combinar ambos procedimientos si así lo requiere el perfil de su paciente.

Entre los factores que se tomarán en cuenta para llevar a cabo un procedimiento u otro (o ambos) son: tonicidad de la piel, cantidad de grasa localizada, tonicidad muscular, capacidad de cicatrización, edad del paciente…etc.

La liposucción en un procedimiento que se elige para remover grasa localizada y que permite contornear el cuerpo con pequeños cambios de la piel. Deja pequeñas incisiones que usualmente no se ven y por lo general va muy bien para paciente con buena tonicidad de la piel.

La Addominoplastia sirve igualmente para remover grasa pero adicionalmente estira la piel y la pared abdominal. Es ideal cuando el paciente tiene la piel floja o los músculos abdominales laxos. La abdominoplastia también puede remover cicatrices y estrías previas que se encuentren en la parte inferior del abdomen (muy común después de los embarazos o en casos de personas que han sido obesas)

Sea cual sea el caso se recomienda que ambas se realicen cuando la persona está en su peso y preferiblemente que no sea fumador, ya que estos últimos tienen tendencia a tener problemas de cicatrización.

 


A ellos también les va la cirugía estética

shutterstock_70802401La cirugía estética avanza a un paso vertiginoso, cada vez son más las tecnologías que se suman y abren el abanico de ofertas y soluciones a nivel estético.  Por lo general son las mujeres quienes más demandan este tipo de procedimientos pues históricamente siempre han estado muy consientes de su aspecto. Sin embargo desde hace unos años para acá le demanda de cirugías estéticas por parte de los hombre ha ido aumentando a un ritmo importante.

Los hombres de hoy en día recurren a la cirugía estética para rejuvenecer su rostro, su cuerpo o simplemente para solucionar problemas estéticos que le afecten desde el punto de vista físico y/o emocional.

La ginecomastia, por ejemplo, es un procedimiento que sirve para eliminar el exceso de mamas que sufren algunos  hombres.

La liposucción de abdomen es bastante popular entre la población masculina ya que es una zona, que desde el punto de vista estético, da bastante problemas a los hombres.

La rinoplastia, a la que recurren muchas veces por  problemas en la respiración, se aprovecha también para mejorar la estética de la nariz.

El hombre actual está muy consciente de su aspecto y recurrir a la cirugía estética para arreglar lo que no le gusta de su cuerpo es algo mucho más común de lo que la gente piensa.


¿Qué es la cirugía reparadora o reconstructiva?

Cuando pensamos que queremos una nariz más estilizada o unos pechos más voluptuosos para sentirnos guapas, recurrimos a lo que se llama cirugía estética. Aunque no se trate de un tema de salud física directamente, la cirugía estética puede ayudar a mejorar la apariencia de una persona y por lo tanto aumentar su autoestima (¡tan necesario para la salud mental!).

Ahora bien, cuando hablamos de cirugía reparadora o reconstructiva estamos haciendo referencia a una cirugía que busca recomponer o reparar partes del cuerpo que han sido afectadas por una enfermedad, accidente u otra causa como puede ser una importante pérdida de peso corporal, lo que suele dejar un exceso de piel en brazos, piernas, abdomen, etc.shutterstock_121910365

¿Qué tipo de cirugía sirve para eliminar los excesos de piel?

Cuando una persona se somete a una dieta o régimen que le hace perder muchos kilos parece casi inevitable que queden excesos de piel. Obviamente estamos hablando de una importante cantidad de kilos, personas con mucho sobrepeso u obesidad. Esta piel sobrante o ¨colgajos¨ se puede eliminar mediante una cirugía reconstructiva o reparadora llamada Lifting.

Para los que los pacientes han perdido mucho peso, Sants Institut ofrece liftings destinados a las diferentes zonas del cuerpo:

El Lifting crural sirve para mejorar el aspecto de las extremidades inferiores y se realiza por medio de la eliminación de la piel y el tejido adiposo sobrante; lo que permite recuperar y estilizar la figura. Para las extremidades superiores se usa la técnica de Lifting branquial o braquioplastia que ayuda a eliminar los excesos de piel en brazos.

Este tipo de procedimientos no solo trata un tema estético, los colgajos de piel que resultan de una pérdida muy importante de peso no solamente son poco estéticos sino que incomodan a la persona.

Si deseas más información o crees que podemos ayudarte, por favor ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.


Tratamientos contra la obesidad: el bypass gástrico

El Bypass Gástrico es el tratamiento más efectivo, indicado únicamente en casos de obesidad mórbida, para llegar a perder más de 40 kilos de forma rápida y saludable. Gracias a esta intervención quirúrgica, se acorta el intestino delgado para reducir la capacidad del estómago.

La operación del Bypass Gástrico se practica mediante una laparoscopia, una cirugía no abierta que evita los riesgos quirúrgicos y requiere una hospitalización de solo tres días.

Aplicación del Bypass Gástrico (Intervención quirúrgica)

Este procedimiento contra la obesidad consiste en una operación quirúrgica que divide el estómago en dos partes, separándolas a través de grapas. Como resultado de intervención, se deja un pequeño estómago de 15 a 30 ml de capacidad, que se conecta directamente al intestino delgado. Debido al reducido tamaño de estómago que deja el Bypass Gástrico, se reduce la cantidad de comida que el paciente puede comer y se baja de peso.

Resultados

El Bypass Gástrico está indicado solo en casos de obesidad mórbida, y sus resultados son superiores a los de otras técnicas de reducción de estómago.

La cirugía de derivación gástrica permite una bajada de peso del 65-70% del sobrepeso a 5 años de seguimiento. La pérdida de peso es más significativa en el primer año tras la operación.

Además, produce una mejoría importante de las enfermedades asociadas, especialmente de la diabetes mellitus tipo 2, que lo han convertido en una de las intervenciones más realizadas. Algunos estudios científicos demuestran que cerca de un 90% de los pacientes diabéticos obesos sometidos a esta técnica se curan completamente de esta enfermedad.