Archivo por meses: Jun PM


Una mirada perfecta con la Blefaroplastia

pexels-photo«Los años pesan», dice la sabiduría popular, pero no sólo los años. Las noches sin dormir, el estrés de la ciudad o las preocupaciones vitales son vivencias que, a partir de los 40, si no se gestionan bien, pueden acelerar el proceso natural de envejecimiento y repercutirnos, negativamente, en nuestro físico.

«Los ojos son el espejo del alma»

Es innegable la importancia de la mirada en nuestra forma de expresarnos, de sentirnos y de querernos; lo cual condiciona, inevitablemente, nuestra autoestima. Un pequeño exceso de piel en el párpado o una caída del mismo, por ejemplo, son suficientes para sumarnos años de más, que nos hacen vernos como quien no somos.

Encuentra la mirada perfecta

Gracias al impresionante avance de la aparatología y de las técnicas en cirugía plástica, es posible olvidarnos de esos problemas con un sencillísimo procedimiento quirúrgico: la Blefaroplastia o cirugía de párpados.

Sus resultados dotan a la mirada de un brillo rejuvenecedor, pero manteniendo siempre un aspecto totalmente natural y respetando los rasgos personales de cada uno. Es una intervención que no suscita ningún riesgo para la salud ocular y evita cualquier marca o cicatriz visible.

Existen tres tipos de Blefaroplastia:

  • Párpado superior: se elimina el exceso de piel y, en algunos casos, la parte del músculo orbicular subyacente. Revitaliza la mirada.
  • Párpado inferior: se eliminan las bolsas y se reducen las arrugas de la piel.
  • Párpado superior + inferior: es la combinación de las dos cirugías anteriores, para conseguir un efecto rejuvenecedor total.

¿Necesitas más información sobre la Blefaroplastia? ¡Contáctanos! En Sants Institut ofrecemos una primera cita gratuita para resolver las dudas y preguntas que tengas. Solicita la tuya, sin compromiso alguno, y devuelve a tu rostro una mirada perfecta.


La Ginecomastia y la cirugía plástica

ginecomastia

La Ginecomastia es una condición que se desarrolla en algunos hombres produciendo un aumento considerable de una o las dos glándulas mamarias. Este trastorno puede estar asociado a una hiperprolactinemia (exceso de prolactina en sangre) o al hiperestrogenismo que deriva de una patología hepática que impide al individuo metabolizar los estrógenos. También existe la Pseudoginecomastia en la cual se observa igualmente que el hombre muestra mamas, consecuencia de una importante acumulación de grasa en la zona mamaria. Las razones pueden deberse a que la obesidad, el consumo de estrógenos, consumo de determinados medicamentos o factores genéticos. Ambos casos, Ginecomastia o Pseudoginecomastia, pueden ser tratados con cirugía plástica o con Hidrolipoclasia, todo dependerá del caso.

La Hidrolipoclasia es un tratamiento para eliminar la grasa en zonas localizadas. Dicho esto, cuando el paciente acumula grasa en la zona de las mamas la Hidrolipoclasia es el tratamiento ideal para eliminarla y darle al paciente el aspecto masculino que desea. Además de eliminar la grasa localizada del pectoral, puede arrastrar algo de glándula.

Existen casos de Ginecomastia en los cuales no procede la Hidrolipoclasia y es la cirugía plástica la que aporta la solución. Esto sucede cuando la glándula mamaria es muy grande y debe ser removida en su totalidad mediante procedimientos quirúrgicos. 
También puede darse el caso en el cual pueden aplicarse ambas técnicas. Esto es cuando hay glándula y grasa (ambas en cantidades considerables)

Si deseas más información y consultar tu caso con nuestros especialistas, puedes pedir una primera cita gratuita haciendo clic aquí, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

 

 


Técnicas y tratamientos para remodelar los glúteos

shutterstock_104541797

La cirugía estética puede hacer maravillas con nuestro cuerpo, retocando, reconstruyendo y mejorando aquellas zonas que queremos cambiar. De hace unos años para acá la mujer ha centrado su atención en el aspecto de sus glúteos; celebridades como Jennifer López, Kim Kardashian, Beyoncé…etc, han sido algunas de las generadoras de este nuevo culto por los glúteos levantados y prominentes.

Existen diferente técnicas para remodelar, levantar y/o rellenar los glúteos, los hilos tensores por ejemplo son una excelente opción para levantar los glúteos, mientras que para rellenarlos y hacerlos más grandes existen técnicas como el relleno con la propia   grasa del paciente o con implantes.

Hilos tensores: Son una excelente alternativa para levantar los glúteos sin cirugía; están indicados en casos de flaccidez ya que ayudan a la modelación y el embellecimiento de los glúteos. Los Hilos tensores aporta un look muy natural, una vez colocados, son invisibles debajo de cualquier tipo de piel.

Lipo filling: Esta técnica consiste en aumentar los glúteos empleando la propia grasa de la paciente, lo que ofrece un resultado muy natural. Con esta técnica se puede remodelar el contorno general del glúteo mediante injertos de grasa extraídos del propio paciente.

Implantes: Consisten en aumentar y dar forma a los glúteos mediante implantes. La decisión de la forma y el tamaño de los implantes se realiza en función a los deseos individuales de cada persona y según su tipo de cuerpo en general. Los implantes de glúteos son muy suaves, están hechos de silicona sólida y se diferencian completamente de los implantes mamarios, que son más blandos ya que son bolsas llenas de líquido.

Si quieres saber más acerca de cómo modelar tus glúteos usando cualquiera de estas técnicas, haz clic aquí y pide una primera cita gratuita. En Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.


Un poco de historia en la cirugía plástica

 

historia 

En la página de SECPRE, Sociedad Española de cirugía plástica, reparadora y estética, encontramos este interesante artículo acerca de los servicios de cirugía plástica durante la guerra civil.

Al igual que en la Primera Guerra Mundial se inicia la creación de unidades de Cirugía Plástica en Inglaterra, Francia y Estados Unidos, en España surgieron los primeros servicios en ambos bandos contendientes durante la Guerra Civil. Los cirujanos militares fueron instruidos por cirujanos extranjeros en los fundamentos de la especialidad, principalmente en las técnicas de tratamiento de quemaduras y heridas, y finalmente se establecieron tres unidades de Cirugía Plástica en San Sebastián, Barcelona y Albacete.

El capitán Sánchez Galindo visitó prestigiosos servicios en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, y a su regreso organizó el primer equipo específico de Cirugía Plástica en el Hospital General Mola de San Sebastián. Dos años más tarde, en 1940 y tras finalizar la guerra, se creó el primer servicio de Cirugía Plástica en el Hospital Central Militar Gómez Ulla de Madrid, donde se desarrollaron, además, los primeros cursos de especialización destinados a seguir formando a cirujanos plásticos.

Casi simultáneamente, la Cruz Roja Española puso en marcha otros servicios de Cirugía Plástica en Valencia, Madrid, Barcelona y Sevilla, iniciativa que continuó posteriormente en numerosos hospitales provinciales.

Es en esta época cuando comienza también el acercamiento de la Cirugía Plástica a la Universidad. Varias cátedras de Patología Quirúrgica comienzan a acoger a cirujanos plásticos, de forma que muchos de los servicios antes creados pasan a constituir servicios universitarios de Cirugía Plástica.

Algo más tarde, en 1955, la Cirugía Plástica es reconocida oficialmente en la Ley de Especialidades y, a partir de 1965, coincidiendo con el mayor desarrollo económico del país, la Seguridad Social incluye en su red hospitalaria departamentos, servicios y secciones de Cirugía Plástica, algunos de ellos dotados con Unidades de Quemados o equipos específicos de Cirugía de la Mano.

Nacimiento de la Cirugía Estética

Durante la segunda mitad del siglo XX, España pasa de ser una sociedad casi exclusivamente agraria a otra de desarrollo industrial, con un pujante sector de servicios. El aumento del nivel socioeconómico, junto con la expansión de los medios de comunicación, propician que los ciudadanos reclamen una asistencia sanitaria de calidad, cada vez más especializada, que garantice, entre otras cosas, la mejor reparación de sus lesiones adquiridas o congénitas.

Paralelamente a este aumento del nivel socioeconómico y sanitario, crece la preocupación general por la imagen corporal, por lo que se comienzan a aplicar los avances en los distintos ámbitos de la Cirugía Reparadora a una serie de pacientes con un fin principalmente estético.

Así es como esta vertiente de la especialidad, la Cirugía Estética, empieza a ser practicada y desarrollada por los cirujanos plásticos hasta llegar al año 2003, cuando el Ministerio de Sanidad aprueba un nuevo cambio de denominación de la especialidad a Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, puesto que la Estética se revela ya como una parte integrante esencial de la misma.

Las unidades actuales

Actualmente los equipos de Cirugía Plástica se constituyen en departamentos, servicios, secciones y unidades, según el volumen y demanda de servicios de cada centro. Los grandes acogen a médicos internos residentes (MIR) para formarse en la especialidad, tanto en su vertiente Reparadora como en la Estética.

Otra tendencia en los grandes servicios de Cirugía Plástica tiene que ver con el interés en trabajar en áreas específicas constituidas en secciones o unidades. En algunas de ellas participan profesionales de otras especialidades, formando un grupo interdisciplinar que ofrece al paciente una atención integral más cómoda, rápida y efectiva.

Un ejemplo de ello son las unidades de Cirugía de la Mama, que suelen agrupar a cirujanos generales, ginecólogos, cirujanos plásticos, radiólogos, patólogos y oncólogos, o las unidades de Fisurados, en las que habitualmente participan cirujanos plásticos, ortodoncistas, logopedas, otorrinolaringólogos y psicólogos.

 

Fuente: Libro Blanco de Cirugía Plástica. Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Año 2004.

 


Lo que debes tomar en cuenta antes de operarte el pecho.

tetas

Antes de realizarte una operación de senos, aumento, lifiting, reducción…etc. debes tomar en cuenta una serie de factores que harán que tu experiencia y resultado final sean lo mejor. Aquí te damos una serie de pautas para orientarte.
– Hoy en día las operaciones de pecho son muy demandadas en España, esto genera mucha oferta y es por ello que debes prestar mucha atención. Asegúrate de ponerte en manos de cirujanos plásticos cuya experiencia sea amplia y comprobada. Sants Institut cuenta con más de 30 años ofreciendo un servicio de impecable reputación, eso es primordial.
Cuando te pones en manos de un cirujano estético tienes que asegurarte que estás en manos del mejor y no hablamos solo de su técnica o ¨buena mano¨ hablamos de su capacidad de escucharte y entender realmente qué es lo que deseas. Un buen cirujano estético debe ser capaz de orientarte y ofrecerte la mejor opción basado en lo que tú quieres. Se trata de tu cuerpo y de lo que te hace feliz con respecto a este.

Elige la talla de prótesis que mejor te va, es importante que preguntes todo lo que tiene que ver con tu prótesis: tipo, tamaño, forma, composición…etc. En el tema de tallas y medidas es importante que no te guíes por una idea prefijada que tengas en tu cabeza, es decir, no se trata que quieras los senos de tal o cual mujer que has visto. Se trata de tu cuerpo y de lo que realmente le sienta bien a este.
Pregúntale a tu cirujano todo lo que el Postoperatorio implica y llegado su momento sigue las indicaciones con absoluta seriedad y responsabilidad. Recuerda que esta etapa es progresiva.

Sants Institut cuenta con ofertas y promociones en permiten que tu sueño de aumentarte lo senos se haga realidad. Ponte ya en contacto con Sants Institut y pide tu cita haciendo clic aquí