Archivo por meses: May PM


Los mitos del verano y la cirugía plástica

shutterstock_130568279

Con alegría se recibe el verano, porque los días se alargan, el sol calienta, la playa invita y finalmente contamos con días libres, o por lo menos, días menos ajetreados que nos permitirán llevar a cabo proyectos que tenemos en mente pero que requieren que bajemos la velocidad con la que vivimos día a día. Para muchas personas la cirugía plástica es uno de esos proyectos que esperan a tener tiempo y le verano lo proporciona.

 Sin embargo, existen una serie de mitos con respecto al verano y la realización de una cirugía plástica y aquí te lo vamos a aclarar.

La cirugía de aumento de pecho son una de las cirugías plásticas más solicitadas, para estas se debe tomar en cuenta que se debe evitar la exposición al sol durante los siguientes quince días a la operación, también es necesario utilizar bandas adhesivas de silicona sobre la cicatriz para proteger su correcta evolución. Tanto para este tipo de cirugía plástica como otros, hay que tomar en cuenta que pueden producirse hematomas; sin embargo, estos NO impiden que el paciente pueda exponerse a la exposición solar o al calor.

La creencia de que las cicatrices pueden verse alteradas por el sol o el calor son también falsas. Las cicatrices no le impedirán bañarse en piscinas o el mar.

También hay quienes afirman que los vendajes que tenga que llevar el paciente pueden resultar muy incómodos durante el verano; este mito también es falso. Hoy día existen vendajes que permiten la salida del sudor proporcionando mayor comodidad y elasticidad.

Si estás planeando hacerte una cirugía plástica durante este verano, haz clic aquí y te daremos una cita gratuita para que puedas hacer todas las preguntas que quieras y despejar todas las dudas, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.


¿Puedo cambiar la forma de mi ombligo?  

blog_hidro

Comienza el buen clima y vestir ropa más ligera es más que una necesidad, es todo un placer que a veces pone en evidencia algunos pequeños complejos, que por más pequeños que sean, nos incomodan.

Para muchos, en especial mujeres, el ombligo es un punto de atención que les gusta mostrar e incluso adornar. Sin embargo, no todos están contentos con el aspecto de su ombligo y aunque desearían mostrarlo terminan escondiéndolo. Hay ombligos de ombligos y sus formas varían e incluso cambian cuando la persona sufre sobrepeso, o pierde una cantidad de peso importante; también pueden sufrir cambios durante y después del embarazo. Sea como sea, para todos aquellos que están disconformes con su ombligo, la cirugía plástica tiene muy buenas noticias.

La Umbilicoplastia o cirugía de ombligo, se usa para cambiar el tamaño, forma e incluso la posición del ombligo. Los candidatos para una cirugía de esta índole son personas que sufren problemas con su ombligo desde el nacimiento, o personas que han sufrido un trauma o cirugía defectuosa. También existen pacientes que pueden tener pequeñas hernias que sobresalen por el ombligo. Este tipo de cirugía estética busca que un ombligo prominente se vea más plano, o que un ombligo muy grande se pueda hacer más pequeño. O a un ombligo alargado, hacerlo más redondeado. Incluso el ombligo puede cambiarse de posición.

 La cirugía de ombligo suele realizarse con anestesia local, si tienes alguna duda o deseas más información, haz clic aquí, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

 


La importancia del colágeno en la cirugía estética.

shutterstock_127990097

El colágeno es ampliamente utilizado tanto en la cirugía estética como en la reconstructiva para los pacientes con quemaduras y para la reconstrucción del hueso. El colágeno es una sustancia que no produce ningún tipo de daño, pero según el tipo de organismo podría no ser del todo efectivo, por eso es necesario que el médico especialista efectúe una prueba de revisión antes de la cirugía para averiguar cuan susceptibles podría ser el paciente. Por lo general todo tratamiento con colágeno empleado en la medicina estética consiste en llenar espacios o zonas de la piel que por el tiempo han ido perdiendo tonicidad, produciéndose arrugas líneas y cicatrices. El colágeno también es utilizado para aumentar los contornos de los tejidos blandos. Pero ante tanta bondad de atributos, es importante señalar que los tratamientos de colágeno no son permanentes – son degradadas por el organismo y tienen que repetirse en fecha posterior.

Como ya señalamos, antes de someterse a un tratamiento con colágeno, ya sea en cirugía estética o reconstructiva  es muy importante que el paciente se someta a una prueba de alergia que se realiza, por lo general, cuatro semanas antes de la operación.

En la cirugía estética el colágeno se usa para el relleno de arrugas surcos y depresiones o para resaltar estructuras como los labios. Según sea el caso se habla de implantes de colágeno o colágeno inyectado.

Luego del tratamiento o de la intervención, el paciente puede sufrir ligeras molestias como dolor e hinchazón en la zona tratada, si el paciente es de piel fina podría sufrir de enrojecimiento.. Todos estos síntomas desaparecen en unas horas.

Si deseas más información acerca de cómo el colágeno y la cirugía estética pueden ayudarte a mejorar tu aspecto para sentirte y verte mejor, haz clic aquí y pide una primera cita gratuita, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

 

Fuente de información: sociedad cirugía plástica Perú/ sociedad española de cirugía plástica