Archivos anuales: PM


¿Qué es la cirugía reparadora o reconstructiva?

Cuando pensamos que queremos una nariz más estilizada o unos pechos más voluptuosos para sentirnos guapas, recurrimos a lo que se llama cirugía estética. Aunque no se trate de un tema de salud física directamente, la cirugía estética puede ayudar a mejorar la apariencia de una persona y por lo tanto aumentar su autoestima (¡tan necesario para la salud mental!).

Ahora bien, cuando hablamos de cirugía reparadora o reconstructiva estamos haciendo referencia a una cirugía que busca recomponer o reparar partes del cuerpo que han sido afectadas por una enfermedad, accidente u otra causa como puede ser una importante pérdida de peso corporal, lo que suele dejar un exceso de piel en brazos, piernas, abdomen, etc.shutterstock_121910365

¿Qué tipo de cirugía sirve para eliminar los excesos de piel?

Cuando una persona se somete a una dieta o régimen que le hace perder muchos kilos parece casi inevitable que queden excesos de piel. Obviamente estamos hablando de una importante cantidad de kilos, personas con mucho sobrepeso u obesidad. Esta piel sobrante o ¨colgajos¨ se puede eliminar mediante una cirugía reconstructiva o reparadora llamada Lifting.

Para los que los pacientes han perdido mucho peso, Sants Institut ofrece liftings destinados a las diferentes zonas del cuerpo:

El Lifting crural sirve para mejorar el aspecto de las extremidades inferiores y se realiza por medio de la eliminación de la piel y el tejido adiposo sobrante; lo que permite recuperar y estilizar la figura. Para las extremidades superiores se usa la técnica de Lifting branquial o braquioplastia que ayuda a eliminar los excesos de piel en brazos.

Este tipo de procedimientos no solo trata un tema estético, los colgajos de piel que resultan de una pérdida muy importante de peso no solamente son poco estéticos sino que incomodan a la persona.

Si deseas más información o crees que podemos ayudarte, por favor ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.


Tratamientos contra la obesidad: el bypass gástrico

El Bypass Gástrico es el tratamiento más efectivo, indicado únicamente en casos de obesidad mórbida, para llegar a perder más de 40 kilos de forma rápida y saludable. Gracias a esta intervención quirúrgica, se acorta el intestino delgado para reducir la capacidad del estómago.

La operación del Bypass Gástrico se practica mediante una laparoscopia, una cirugía no abierta que evita los riesgos quirúrgicos y requiere una hospitalización de solo tres días.

Aplicación del Bypass Gástrico (Intervención quirúrgica)

Este procedimiento contra la obesidad consiste en una operación quirúrgica que divide el estómago en dos partes, separándolas a través de grapas. Como resultado de intervención, se deja un pequeño estómago de 15 a 30 ml de capacidad, que se conecta directamente al intestino delgado. Debido al reducido tamaño de estómago que deja el Bypass Gástrico, se reduce la cantidad de comida que el paciente puede comer y se baja de peso.

Resultados

El Bypass Gástrico está indicado solo en casos de obesidad mórbida, y sus resultados son superiores a los de otras técnicas de reducción de estómago.

La cirugía de derivación gástrica permite una bajada de peso del 65-70% del sobrepeso a 5 años de seguimiento. La pérdida de peso es más significativa en el primer año tras la operación.

Además, produce una mejoría importante de las enfermedades asociadas, especialmente de la diabetes mellitus tipo 2, que lo han convertido en una de las intervenciones más realizadas. Algunos estudios científicos demuestran que cerca de un 90% de los pacientes diabéticos obesos sometidos a esta técnica se curan completamente de esta enfermedad.


Dermolipectomía para eliminar el exceso de grasa abdominal

La dermolipectomía es una cirugía que está indicada para eliminar el exceso de grasa que hay a nivel abdominal, sobre todo en pacientes que han sufrido un adelgazamiento importante después de una dieta, después de un periodo de adelgazamiento reglado por un endocrino o por un periodo de ejercicio.

Cuando una persona es obesa y pierde peso, normalmente la piel tiene una capacidad de retracción relativa y a partir de ese nivel, la piel ya no se puede retraer. Entonces, el abdomen que queda, queda colgando por encima de lo que es la zona pubial, tanto en el hombre como en la mujer. Las indicaciones principales de la dermolipectomía es en pacientes que han tenido una obesidad y han sufrido un adelgazamiento. Los pacientes que mejores resultados obtendrán en una dermolipectomía son aquellos que están en su peso ideal o en no más del 15%por encima de su peso ideal.

blog_hidro

Hay varios tipos de dermolipectomías; existe la mini-dermolipectomía, que es solamente para eliminar en pacientes delgadas un exceso de piel que queda normalmente después de los embarazos. Son pacientes que después de tener un primer hijo o varios hijos, a parte de la cantidad de grasa o de piel que queda colgando por la distensión propia de esos embarazos, presentan una diástasis de rectos, es decir; los dos músculos rectos abdominales se separan en la línea media y no vuelven a la posición original previa a antes de quedar embarazadas. Entonces aparece una barriga globulosa con más o menos exceso de grasa, dependiendo de la mujer. En estos casos lo que se hace es una dermolipectomía, cambiando el ombligo de sitio o dejándolo en su sitio, y estirando toda la piel del abdomen que sobra, resecándola y haciendo una aplicatura de los rectos, que es volver a colocarlos en la posición tensa que tenían de manera inicial antes de los embarazos. La cicatriz que se suele dejar en el ombligo se coloca para que quede en la parte más interna y lo más disimulada posible.

Otro tipo de dermolipectomía es aquel indicado para pacientes obesos que han adelgazado y que están en su peso o sólo un 15% por encima, y tienen un exceso de piel y grasa sobre todo a nivel infraumbilical (por debajo del ombligo). La técnica que se realiza en estos casos es exactamente la misma; la eliminación de todo el faldón abdominal de piel y grasa que sobra con una incisión que se coloca justo encima del nacimiento del pelo del pubis y va hacia las dos crestas ilíacas al lateral, de tal manera que la incisión queda escondida debajo de la ropa interior para que no se vea.

Ésta también es una cirugía que suele hacerse con mucha frecuencia en lo que se denomina “secuelas de obesidad mórbida”, es decir, personas que han tenido una obesidad mórbida y se han sometido a operaciones de by-pass gástrico o banda gástrica, personas que podían pesar 120-140kg y después de esta operación han conseguido pesar 65-70kg. La capacidad de retracción de la piel en estas personas no es suficiente para colocar todos los tejidos donde estaban originalmente antes de engordar, de tal manera que hay un descolgamiento muy importante de la piel y de todo el tejido graso que queda. En estos pacientes, la dermolipectomía es una solución muy buena para eliminar todo el exceso de grasa y de piel abdominal que les ha quedado. En todos estos pacientes, se hace también la aplicatura de rectos abdominales, que es la misma técnica que se hace en el caso de las mujeres embarazadas.

Personas que se han hecho una liposucción pueden necesitar una dermolipectomía si se ha extirpado demasiada grasa y la piel no ha sido capaz de retraerse y volver a su condición natural, quedando colgando.Podríamos decir que es como una bolsa llena de grasa que se vacía pero la bolsa queda con pliegues, esos pliegues se manifiestan en un faldón abdominal. De tal manera que la solución es realizar una dermolipectomía o si es poca cantidad, una mini-dermolipectomía, eliminando el exceso de piel  y grasa que queda por encima del pubis (en este caso no se hace ninguna incisión a nivel del ombligo) y ocultando la cicatriz para que quede disimulada bajo la ropa interior.

La abdominoplastia y la dermolipectomía son lo mismo. Encontramos la abdominoplastia clásica y la mini-abdominoplastia. La abdominoplastia clásica es la estándar, en la que se levanta todo el abdomen (grasa y piel) desde el nacimiento de la piel del pubis hasta la xifoides para hacer la aplicatura de rectos y resecar todo el tejido que sobra. Y en la mini-abdominoplastia sólo se reseca la piel y grasa que sobra por debajo del ombligo.

Es importante diferenciar entre lo que es una persona que necesita una abdominoplastia por exceso de piel y grasa y lo que llamamos abdomen globuloso, donde el contenido y el exceso de grasa está dentro del abdomen (intraabdominal) y que conocemos como “barriga cervecera”. Son pacientes que están más o menos en su peso ideal, son delgados, pero que al hacer un pitching test y tirar de la grasa y la barriga, observamos que no hay un exceso pero sí una distensión de todo lo que es el abdomen a costa del contenido intraabdominal. Eso es porque dentro, alrededor de los intestinos, hay una acumulación muy importante de grasa que no se manifiesta a nivel exterior. En estos casos, no está indicado realizar una dermolipectomía.

La dermolipectomía es una de las operaciones más demandas y cada vez está más demandada para el tratamiento de la obesidad mórbida.

Es una cirugía mayor que se aplica con anestesia general y que implica una serie de condicionantes para llevarla a cabo. Ha de hacerse en una clínica habilitada con un cirujano plástico titulado y con experiencia y puede tener una duración de 3-4h dependiendo del paciente, y normalmente implica dos días de ingreso como mínimo.

Si te identificas con alguno de los casos que hemos contado y crees que la dermolipectomía es la cirugía que necesitas, contacta con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.


Cirugía facial en Sants Institut

En Sants Institut somos especialistas en cirugía plástica y, entre mucho tipos, existe la cirugía plástica facial.

Dentro de este apartado, podemos encontrar varias cirugías según la zona facial que queramos tratar o modificar. A continuación te detallamos algunas de las posibilidades que te ofrece nuestro centro.

La cirugía de nariz o rinoplastia es un procedimiento quirúrgico que cambia la forma y/o la función respiratoria de la nariz. Mediante esta cirugía se puede corregir una nariz desviada, reducir o aumentar el dorso nasal, proyectar o estrechar más la punta, estrechar los orificios, cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior, etc…

La rinoplastia se suele realizar bajo anestesia general y suele durar entre 1 y 3 horas. En ocasiones, se puede realizar una rinoplastia con anestesia local y sedación.

La cirugía de orejas u otoplastia está indicada para orejas de soplillo, pequeñas y sin arrugas naturales; con lóbulos grandes, estirados o con pliegues.

Esta intervención rápida (entre 2 y 3 horas) e indolora se aconseja realizarse cuando una oreja se separa más de dos centímetros de la cabeza. Se realiza una incisión en la unión de la oreja con el cráneo. Además de corregir la posición de las orejas se puede reducir su tamaño, cambiar un poco su forma y hacerlas simétricas. El postoperatorio sólo dura unos días y en menos de una semana podrás mostrar tus orejas con la mayor naturalidad.

La cirugía de mentón o mentoplastia se puede realizar con rellenos tópicos o prótesis (si es muy prominente) o con osteotomía deslizante: usando rellenos o prótesis.

El procedimiento es ambulatorio (por lo que no requiere hospitalización) y, por su sencillez, se queda en una mínima cicatriz y en una rápida recuperación.

Con osteotomía deslizante, se consiguen mejores resultados a largo plazo (al no haber prótesis, no hay riesgo de rechazo, no hay riesgo de fibrosis ni riesgo de movilización), y además permite corregir asimetrías mandibulares con más facilidad que con prótesis.

La cirugía de párpados o blefaroplastia está indicada para párpados caídos o con bolsas. El objetivo de la blefaroplastia es corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas inferiores mediante una operación rápida e indolora con anestesia local.

Este tipo de cirugía suele necesitar un ingreso hospitalario de 24 horas.


Cirugía de muslos y brazos

La cirugía de muslos y brazos se ha popularizado debido al incremento de diferentes cirugías de reducción de peso, como la cirugías de derivación gástrica, que permiten que se pierda peso en grandes cantidades pero dejando como resultado los molestos colgajos de piel.

blog_radiofrecuencia

Lifting crural

El lifting crural es un procedimiento quirúrgico dirigido a mejorar el aspecto de las extremidades inferiores por medio de la eliminación del exceso de piel y tejido adiposo que pudiera existir en la cara interna de los muslos.

Con el lifting crural podemos eliminar los tejidos descolgados de los muslos y nalgas, consiguiendo recuperar la figura y estilizar toda la pierna devolviendo la turgencia a la piel de la cara interna de los muslos.

Con el lifting crural se hace una resección del sobrante de piel para suturar los planos, produciendo un tensado cutáneo. Normalmente se realiza en combinación con lipoescultura de determinadas regiones de las piernas y glúteos, en el mismo tiempo quirúrgico o en dos fases separadas.

La intervención se realiza en unas dos o tres horas.

Lifting braquial o braquioplastia

El lifting braquial, o braquioplastia, es la cirugía estética que se utiliza para quitar los excesos de piel de los brazos haciendo que ésta se vea más tersa y firme.


Aumento de senos

Los senos son una parte del cuerpo especialmente importante para la mujer. Su tamaño y sus deformaciones pueden provocar grandes complejos, por eso te ofrecemos varias técnicas quirúrgicas para mejorar el aspecto de los pechos.
Si crees que tus pechos son demasiado pequeños, demasiado grandes o si observas una diferencia de tamaño entre ambos, ven a vernos. El aumento de senos, la reducción de pechos o su reconstrucción son la clave para mejorar tu imagen.

 

Los profesionales de Sants Institut estudian tu caso de manera personalizada. En función de la forma de tus senos, de tu anatomía y de la calidad de la piel, te aconsejaremos sobre el tratamiento más adecuado para que consigas la imagen que deseas.
Ven a vernos y escogeremos el tratamiento adecuado a tu necesidad de entre las siguientes opciones:

 

 

Aumento de mama (Mamoplastia de aumento)

 

El aumento del tamaño de las mamas es una de las intervenciones de cirugía estética más solicitadas por las mujeres. Se realiza mediante la colocación de unos implantes especialmente diseñados para este tipo de operación totalmente seguros por vía areolar o axilar, que son las dos formas más comunes de acceso con muy buenos resultados.
Los implantes mamarios están rellenos de gel de silicona cohesivo, que a diferencia del gel de silicona convencional, ofrece aún mayor seguridad en caso de ruptura del implante.
Una vez realizada la intervención, es recomendable efectuar visitas de control cada dos o tres años, para comprobar la integridad del implante y de la cápsula cicatricial que se forma de manera natural a su alrededor.

 

Reducción mamaria (Mamoplastia de reducción)

Aquellas mujeres que tengan unos senos demasiado grandes, pueden sufrir de dolores de espalda y de los hombros y tener problemas cutáneos por irritaciones repetidas a nivel del surco submamario.
Existen diversas técnicas para reducir las mamas, con variaciones en el diseño y situación de las cicatrices residuales, dependiendo de cada caso en particular. Las técnicas más empleadas son la cicatriz vertical, la cicatriz en “T invertida” o “en ancla”, la cicatriz periaerolar y la liposucción mamaria. Nuestro especialista le asesorará sobre cuál de estas técnicas es la más adecudad a su caso.

 

Elevación de mama (Mastopexia mamaria)

 

La Mastopexia consiste en modelar el contenido mamario existente mediante la eliminación de la piel sobrante para elevar las mamas. La longitud y localización de las cicatrices resultantes puede variar dependiendo del caso en particular.
Según la paciente, podrá necesitarse un volumen adicional debido a la cantidad insuficiente de tejido mamario para obtener la forma deseada, y puede que además se deba colocar un implante mamario.

 

Mamas tuberosas (Mamas caprinas o constreñidas)

 

En la etapa de crecimiento y debido a una alteración en el desarrollo, podemos encontrarnos con que el tejido que cubre la glándula mamaria presenta una rigidez excesiva y no se expande adecuadamente y en paralelo al crecimiento progresivo de la glándula mamaria. Esto puede provocar que la glándula a medida que crece y se siente presa en la piel que no se expande, tenga la tendencia a herniarse y salir por el lugar con menor resistencia, que es la fina piel del pezón.
Las mamas tuberosas (pues tienen forma de tubo), o también conocidas como caprinas o constreñidas, pueden tratarse liberando quirúrgicamente la parte interna de la piel que recubre la mama y colocando unos implantes mamarios a través de pequeñas incisiones en las areolas. Si la areola tiene un tamaño excesivo, podrá ser corregida con la misma incisión.

 

Asimetría de mamas (Mamas de diferente tamaño o forma)

 

Todos sabemos que el cuerpo humano no es simétrico al 100% (existe una mitad más desarrollada que otra que a menudo se traduce en mayor tamaño para la parte más desarrollada).
Es por eso, que la mayoría de las mujeres tienen una mama ligeramente mayor que la otra, hecho considerado totalmente normal. Pero si la diferencia entre el tamaño y/o la forma es más que ligero y se convierte en evidente y preocupante para la paciente, se puede efectuar una intervención quirúrgica para solucionar esa asimetría pronunciada.
En algunos casos habrá que realizar una reducción mamaria de la mama demasiado grande, y en otros casos, la intervención a realizar será la de un aumento mamario de una mama demasiado pequeña. Si se trata del caso particular, también puede ser que la operación a la que tenga que someterse la paciente sea la de una elevación mamaria de la mama demasiado caída, o incluso a una combinación de varias técnicas con tal de conseguir el resultado deseado.

 

Reducción de pezón

 

La reducción de pezón es una intervención quirúrgica usada para remodelar un pezón demasiado prominente o hipertrófico que frecuentemente tiende a plegarse o incluso a colgar. Las causas más frecuente de la hipertrofia de pezón son la lactancia y las alteraciones en el desarrollo de la mama.
Se puede reducir el tamaño de los pezones mediante anestesia local y sin necesidad de ingresar en la clínica, quedando una cicatriz apenas visible.

 

Reducción de areola

 

La reducción de areola es empleada para reducir el diámetro de una areola demasiado grande, o hipertrófica, en relación con el tamaño de la mama.
Mediante anestesia local y sin necesidad de ingresar en la clínica, se puede llevar a cabo una reducción de areola siempre y cuando el resto de la mama sea normal. Hay que tener en cuenta que cuando se realiza esta intervención para reducir el tamaño de una mama demasiado grande, a veces hay que efectuar una reducción del diámetro del pezón para obtener un resultado homogéneo.

 

Pezones invertidos

 

La retracción o “inversión” de los pezones de las mamas puede ser causada por múltiples factores. Existen dos modos de solucionar el problema; corrigiendo los pezones invertidos con cirugía y corrigiéndolos sin cirugía.
Con cirugía: La solución definitiva será la intervención quirúrgica (con anestesia local sin ingreso en clínica), que permite exteriorizar el pezón, liberándolo de las estructuras que lo mantienen enterrado. La incisión que se efectúa en la base del pezón es de unos cuatro milímetros, dejando una cicatriz totalmente inaparente. Deben retirarse los puntos de sutura a las dos semanas, obteniendo unos resultados permanentes.
Sin cirugía: Pueden corregirse los pezones invertidos empleando un dispositivo que puede adquirirse en algunas farmacias o centro comerciales. Este equipo aplica una fuerza de succión (o vacío) continuada y deber ser utilizado durante ocho horas al día durante dos meses (normalmente durante la noche), llegando a conseguir la exteriorización del pezón. En algunos casos, el resultado puede no ser definitivo, y el pezón puede progresivamente retraerse de nuevo, siendo necesario repetir este tratamiento o bien optando por el tratamiento con cirugía que tiene unos resultados permanentes.


¡Siéntete fenomenal disfrutando de tu cuerpo!

¿Te entristece no lucir escote? ¿Acomplejada/o con tus orejas? ¿Cansada/o de unos brazos flácidos? ¿Harta/o de tu barriga? ¿Tu cuerpo te disgusta?

En este post te ayudamos a identificar qué tipo de cirugía necesitas según la parte de tu cuerpo que te gustaría modificar.

  • Cirugía de senos: unos pechos pequeños, grandes, asimétricos o caídos o unos pezones y unas aerolas grandes.
  • Abdominoplastia: un abdomen con grasa que no desaparece con dieta o ejercicio o un abdomen flácido por haber perdido mucho peso.
  • Liposucción: modelar tu cuerpo y librarte de la grasa acumulada en zonas concretas que no desaparece con una alimentación sana combinada con deporte.
  • Rinoplastia: una nariz grande, pequeña, con unas narinas grandes, una punta sin refinar y un ángulo entre la nariz y el labio superior que no te gusta.
  • Otoplastia: unas “orejas de soplillo”, pequeñas y sin arrugas naturales, con lóbulos grandes, estirados o con pliegues.
  • Blefaroplastia: unos párpados caídos o con bolsas, que deslucen y envejecen la expresión de tu rostro.
  • Mentoplastia: un mentón poco definido, excesivamente prominenete o asimétrico.
  • Lifting cervico-facial: arrugas en el rostro o en el cuello o aparición de papada que te dan una apariencia envejecida.

Con la cirugía estética di adiós a los complejos y empieza a disfrutar de tu cuerpo. Si te sientes identificado/a con alguna de estas preocupaciones, no lo dudes, ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con el especialista pertinente.


Abdominoplastia o cómo tener un vientre plano

En Sants Institut sabemos que, cada día más, nos preocupamos por tener un cuerpo bello a la vez que saludable. Dietas y gimnasios, todo cuenta para llegar a conseguir el cuerpo perfecto y el vientre deseado. Pero hay veces que los sacrificios no funcionan como esperábamos…

Tanto mujeres como hombres pueden presentar grandes depósitos de grasa y flacidez que no responden a dietas o ejercicio. Esta acumulación excesiva de grasa en el abdomen puede originar diabetes, hipertensión y afecciones cardíacas. Para evitar estas consecuencias nuestros profesionales de Sants Institut te aconsejarán cómo recuperar un vientre plano gracias a la cirugía de abdomen y la técnica de la abdominoplastia o dermolipectomía.

blog_abdominales

La intervención

La intervención se lleva a cabo bajo anestesia general en la mayoría de los casos y se compone de cinco pasos primordiales:
– Dermolipectomía, que implica extirpar del abdomen toda la piel y grasa excedente (el llamado delantal abdominal).
– La pared abdominal se reconstruye mediante el uso de suturas para unir los músculos rectos del abdomen.
– Cierre cutáneo, es decir, la sutura del colgajo de piel que se formó.
– Recolocación del ombligo.
– Finalmente, y si es preciso, la liposucción de los flancos y caderas, con la cual se remodela el contorno corporal del paciente.

El ingreso hospitalario es habitualmente de 24 o 48 horas y la recuperación completa exige de cuatro a seis semanas, aunque es recomendable no realizar grandes esfuerzos durante los tres primeros meses.

Para más información entra en:

www.santsinstitut.com


Las posibilidades de la cirugía íntima

En Sants Institut te ofrecemos la posibilidad de la cirugía íntima. Dentro de este área, hoy te hablamos de dos de las cirugías íntimas más comunes: la labioplastia y la liposucción de pubis.

La labioplastia es un tipo de cirugía íntima encaminada al rejuvenecimiento de los genitales externos femeninos mediante varias técnicas. Por ejemplo, puede realizarse una reducción de labios o darles su forma anómala. La Labioplastia permite, también, aumentar la apertura vaginal cuando es muy estrecha y dificulta las relaciones sexuales.

La fecha ideal para realizar una labioplastia es inmdiatamente después de finaizar la menstruación del mes correspondiente. Esto sirve para que cuando se produzca la siguiente menstruación, los tejidos ya hayan cicatrizado. Los resultados de la labioplastia son permanentes y las cicatrices son muy pequeñas.

Después de la intervención, se recomiendan 24 horas de reposo. A partir de las tres semanas de reposo, ya se pueden tener relaciones sexuales con penetración.

La Liposucción de pubis consiste en realizar una pequeña lipoescultura. Se realiza bajo anestesia local y sin cicatrices visibles ya que, la cicatriz, de menos de medio centímetro, se oculta entre el vello púbico.

¿Cómo funciona?

La Liposucción de pubis elimina el exceso de grasa en la zona púbica. Para ello, se reduce el “Monte de Venus” a través de una liposucción, introduciendo una cánula muy fina.

Tras la Liposucción de pubis, es recomendable llevar una braga-faja protectora durante un mes. Además, debe evitarse realizar esfuerzos durante una o dos semanas.


Recupera el brillo de tu mirada

La mirada es el reflejo del alma, es por ello que cuando nuestros ojos se encuentran bajo unos párpados caídos o con bolsas, nuestra mirada pierde brillo y, a la vez, desluce y envejece la expresión de nuestro rostro. Estas incorrecciones se producen por diversos factores, como aspectos constitucionales o anatómicos, por el paso del tiempo o por el tipo de actividad que realizamos, lo que lleva a un cambio progresivo de nuestra apariencia.

Para evitar dar una imagen envejecida y fatigada, una sencilla cirugía de párpados y bolsas, conocida como blefaroplastia puede ser la solución.La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico destinado a eliminar el exceso de piel y corregir la caída de los párpados superiores y/o inferiores (en este último caso, se consigue además mejorar la ojera) y el tejido graso subyacente (las conocidas bolsas). La blefaroplastia es una operación rápida e indolora con anestesia local donde no es necesario el ingreso hospitalario.

La blefaroplastia puede ayudar a mejorar la visión a personas que tienen un exceso de piel en el párpado superior, provocando la caída de este sobre la pupila, dificultando la visión. La blefaroplastia no sirve para detener el envejecimiento cutáneo pero permite una mejora de la flacidez y las bolsas. Es importante tener en cuenta que según el caso particular del cliente, la blefaroplastia o cirugía de párpados y bolsas puede realizarse sólo en los párpados inferiores, sólo en los superiores o en ambos.

Para corregir los párpados superiores, el/la paciente se sitúa de pie levantando las cejas. Entonces se procede a marcar con una línea la cantidad de piel sobrante. Una vez se extirpa la piel, se procede a extraer el exceso de grasa de las bolsas. La cicatriz coincide con el pliegue del párpado, haciendo que no sea visible.

Para la corrección de los párpados inferiores hay varias opciones, determinadas por el especialista según el/la paciente pero las dos más usadas son la técnica clásica y la técnica transconjuntival. La técnica clásica se basa en realizar una incisión justo debajo de las pestañas con el fin de esconder la cicatriz. Se procede a extraer las bolsas de grasas sin extirpar mucha piel. Así se evita que la piel de esta zona se retraiga dejando al descubierto el blanco del ojo. La técnica transconjuntival es la más frecuente y consiste en extraer las bolsas de grasa realizando una pequeña incisión en el interior del párpado. Con esta técnica evitamos dejar marcas externas y posibles lesiones. La piel sobrante, si sobra, puede eliminarse con la técnica clásica o con láser.

La blefaroplastia se puede realizar con anestesia local, anestesia local más sedación o anestesia general. En el caso de la anestesia local, no requiere de hospitalización. Una vez realizada la cirugía, se aconseja aplicar hielo sobre los ojos durante unas horas para evitar el hematoma. En un plazo de una semana se extraen los puntos y se empiezan a realizar masajes drenantes para reducir el edema y dar elasticidad a la piel. En el caso de que no se pueda evitar la aparición del hematoma, éste desaparecerá en un plazo de unas dos semanas.

Así que ya lo sabes, no tienes excusa. Si quieres rejuvencer tu mirada para sentirte mejor contigo misma/o, en Sants Institut podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con el especialista pertinente.